Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Matrícula de honor para el compositor Pau Cladera

El músico de 17 años, que obtuvo la máxima calificación en el Conservatorio, presenta hoy domingo un cuento musicado escrito por él

Pau Cladera Marroig fue el concertino del concierto del Torrent de Pareis celebrado el pasado domingo bajo la batuta de José María Moreno.

Pau Cladera Marroig fue el concertino del concierto del Torrent de Pareis celebrado el pasado domingo bajo la batuta de José María Moreno.

Emocionó en el concierto del Torrent de Pareis con dos solos de violín de Cinema Paradiso y el movimiento Meditación, de la ópera Thais. La interpretación de la banda sonora parecía un guiño a su futuro, porque a Pau Cladera Marroig, de 17 años, le atrae la música de cine y le gustaría ser compositor. Va por buen camino, ya que acaba de sacar matrícula de honor en el Conservatorio e iniciará el Superior de Violín y Piano el próximo curso. Después quiere estudiar Composición y Dirección de Orquesta, aunque de lo primero ya tiene práctica: Con solo nueve años comenzó a escribir música y ha publicado un cuento musicado que presenta hoy domingo a las 22 horas en el castillo de Son Mas, en las Nits a la Fresca de Andratx.

Le acompañarán en Història de dos amors, producido por Ona Edicions, los demás miembros de la orquesta de cámara Aprojove, y narrarán con sus instrumentos y la voz de Alba Plomer «un relato inspirado en las églogas de los pastores de El Quijote», explica Cladera. «Lo leímos en clase de Literatura Castellana y, como me gustaron mucho esas historietas, en verano empecé a escribir los movimientos para un cuento. Mi referencia musical era Pedro y el lobo, donde cada personaje es un instrumento. Primero pensaba la composición y luego el texto, pero el argumento ya estaba definido desde el principio».

Le encanta «todo lo que tenga que ver con la creatividad», sobre todo la música y escribir cuentos. «Lo hacía desde muy pequeño y, pese a que nunca llegaron a ser nada, son ejercicios que te ayudan a coger práctica», argumenta. En los últimos años, el empuje de un profesor del instituto palmesano Joan Maria Thomàs le introdujo en la narrativa breve. Su primera publicación, la que interpreta hoy con Aprojove, «está escrita para todos los públicos, con un estilo casi lírico, más rebuscado y con muchas figuras literarias, pero en la parte inferior de cada página hay una simplificación donde se usan las mayúsculas para que los niños puedan leerlo mejor».

Promesa desde niño

Aprojove suele realizar conciertos para el público infantil, de ahí que Pau Cladera pensase en ellos al componer Història de dos amors. La orquesta de cámara, que hasta ahora «había hecho pequeñas obras de teatro amateur», nació a raíz de la asociación del mismo nombre constituida hace ocho años para promocionar a jóvenes promesas musicales. Cuenta el protagonista que, al interesarse por la composición desde niño, sus padres le «animaron a seguir por este camino». El ambiente musical que se vivía en la familia fue decisivo y los progenitores crearon la entidad. «Con cinco años me apuntaron a clases de piano y, aunque con esa edad no sabes qué quieres, lógicamente, me gustaba mucho. Después les dije que quería hacer violín», tal como recuerda de cuando tenía ocho años.

Actualmente forma parte de la Jove Orquestra de les Illes Balears, donde ocupa el puesto de violín primero, y de la Jove Orquestra Rotària de Mallorca, en la que es concertino. Esta última se creó hace tres años y su concierto más importante hasta ahora es el del pasado domingo en el Torrent de Pareis. Los músicos compartieron el impresionante escenario con la consolidada Capella Mallorquina y ambos están bajo la batuta del reconocido José María Moreno. Fue él quien propuso a Cladera hacer el solo de Cinema Paradiso, ya que se cumplía un año de la muerte de su compositor, Ennio Morricone, el legendario mago de las bandas sonoras.

Al joven intérprete también le encanta la sinfonía de la Serra de Tramuntana, compuesta por el mallorquín Antoni Mairata, por lo que tal vez el próximo año suene en el Torrent de Pareis y su violín esté allí para tocarla.

Compartir el artículo

stats