Eduardo Mendoza vuelve a los escenarios con un monólogo sobre una cantante de medio pelo y en decadencia interpretada por la actriz Patricia Jacas, que es autora de las canciones de la obra, titulada Si alguien me hubiera dicho.

La pieza se representará en Can Vivot (C/ Can Savellà, 4) los días 7, 8 y 9 de julio.

El evento está organizado por La Biblioteca de Babel, que ayer anunció que las localidades se pueden reservar en la librería, en babel@labibliotecadebabel.es o en el teléfono 971 72 14 42.

La dirección del montaje es de Martina Cabanas y la música de Walfrido Domínguez.

Patricia Jacas, que empezó su carrera de actriz en 2016, afirma que el texto es un «regalo maravilloso» porque es «Mendoza en estado puro». A partir de unas canciones que escribió Jacas y que ella misma enseñó al escritor para ver si le podía echar una mano para guionizarlas, el premio Cervantes 2016 escribió un texto a medida para Jacas, una actriz autodidacta que desde hace 30 años trabaja en el Archivo Histórico de Barcelona y que ahora compagina con su trabajo de actriz.

La obra trata de una cantante que vuelve a los escenarios después de bastantes años. En el vestuario de un polideportivo de cualquier pueblo de segunda conversa con el guitarrista que le ha acompañado a lo largo de su carrera, mientras repasan las canciones que van a interpretar. Un texto que está a medio camino entre una comedia y un drama ligero y que habla del éxito y del paso del tiempo.