Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El amplificador | MDMAR: Una voz fortalecida

Compartir sus canciones le costó, porque con muchas de ellas busca el desahogo. En unas semanas se publica su segundo disco, historias de superación en las que habla, entre líneas, de drogas y soledad

El Amplificador | MDMAR, una voz para el futuro Redacción

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

El Amplificador | MDMAR, una voz para el futuro Gabi Rodas

Quédense con este nombre, MDMAR. Es el nombre artístico de Maria del Mar Payeras Prats, una cantautora de Marratxí con sangre brasileña y una fascinante voz que acaba de publicar el single adelanto del que será su segundo disco, Better Life. Pop folk de autoría propia interpretado en inglés y conectado con artistas como los australianos Angus & Julia Stone o el ex integrante de One Direction Harry Styles. Más que recomendable.

Maria del Mar llegó al mundo

en Brasil, en Novo Aripuanã, en el estado de Amazonas, en 1996, «y ese mismo año, horas después de mi nacimiento, llegaron mis padres, desde Mallorca». El sonido de la flauta travesera, que descubrió en un programa de televisión, le hizo tocar a las puertas de la música, así que decidió recibir algunas clases y probarse con la Coral Universitaria. Al acabar el grado elemental de flauta travesera se interesó por la guitarra española, que no le acabó de conquistar, algo que sí logró la guitarra acústica, cuando contaba 15 años. «Ahí empezó todo». Compuso su primera canción, Who cares, a los 17.

La canción, como género, le permite expresarse, gestionar sus emociones, «los problemas, los traumas y también las cosas buenas. Fue todo un proceso el atreverme a compartir mis canciones, porque lo que busco en muchas de ellas es el desahogo. El filtro que tienen que pasar para incluirlas en mi repertorio es que tengan más o menos una estructura, trabajarlas un poquito para que no sean solo una improvisación», explica una autora que no duda a la hora de reconocer influencias: America, Supertramp, Bob Dylan, Damien Rice... «Pero sobre todo, Angus and Julia Stone han sido el grupo que más me ha influenciado a la hora de componer, y en el nuevo disco también Cage the Elephant y algo más pop, Harry Styles con su último trabajo».

Su producción contempla dos discos, About love, y el nuevo, Better Life, además de algunas canciones en catalán y castellano, «unas 25 en total», la mayoría compuestas a partir de la búsqueda de unos acordes con los que se sienta «identificada emocionalmente en ese momento. Después suelo improvisar varias veces con la voz, hasta ir creando la canción... Muchas de las canciones las he compuesto improvisando durante cuatro minutos, y voilà, en cambio otras han requerido más tiempo». El inglés manda en su repertorio, una lengua que cultivó «en el insti» y que le llevó hasta Inglaterra, aunque fue una experiencia «más bien breve que me hizo despertar, volver a Mallorca y poco después, grabar mi primer disco. Justamente, lo que me llevó hasta ahí y lo que también me hizo volver, lo podréis ver en la canción Magic dust, cuando salga a la luz».

Maria del Mar Payeras, abrazada a su guitarra.

Su estreno resultó sufrido, ya que, según confiesa, «no estaba preparada para compartir» las ocho canciones que incluyó en About love, «sobre todo por falta de confianza en mí misma», aclara. «Grabar y publicar el disco fue un acto de amor hacia mí misma y hacia la vida», añade. El amor siempre ha sido una constante en su cancionero aunque en Better Life hay «bastantes canciones de superación que no hablan solo de amor, sino que entre líneas también hablo de drogas (Magic dust), soledad (Sometimes) e incluso de algo tan difícil de superar como el haber sido víctima de una agresión (Come to find me)».

Fichar con el sello Blau lo entiende «como un gran paso», algo que le hace «estar aun más orgullosa, poder contar con ellos significa mucho, tengo muchas ganas de crecer como artista y sé que con esta discográfica será un camino bonito», sostiene. De su nuevo disco solo tiene palabras bonitas. Ha grabado con Jaume Gelabert, con quien desde el primer día surgió el «feeling» y con quien comparte «gustos musicales similares», y se sintió cómoda en el estudio. «He vuelto con más fuerza y con muchas ganas de compartir mi música. También cuento con el managemente de Àngel Pujol y he formado bandas con mis amigos Miquel Bennàssar (bajista), Miquel Moyà (guitarra eléctrica), Josep Font (batería) y el mismo Jaume Gelabert (teclado y sintetizadores)».

Compartir el artículo

stats