Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las mujeres relevantes recuperan su lugar en la historia con los Ciutat de Palma

La ceremonia de entrega contó con las actuaciones de los galardonados Tomeu Arbona y las intérpretes Joana Gomila y Laia Vallès

19

Las mujeres relevantes recuperan su lugar en la historia con los Ciutat de Palma Manu Mielniezuk

Mujeres recogiendo premios, mujeres dándoles nombre a los galardones y mujeres formando parte de la historia de este rincón del Mediterráneo. Los Premis Ciutat de Palma otorgados ayer pusieron de relieve que ellas han dejado de ser invisibilizadas y se merecen el reconocimiento que se han ganado a pulso. Por este motivo, la 65 edición de la gala de entrega, celebrada cuatro meses después del día de Sant Sebastià debido a la pandemia, se centró en el papel de las mujeres a través de numerosas figuras relevantes a lo largo de los siglos y se anunció que a partir de ahora cuatro de los galardones del patrón de Palma llevarán nombre de mujer.

El de la primera rectora de la Universitat, Montserrat Casas, será de Investigación; la escritora y gastrónoma Caty Juan de Corral tendrá el nuevo de Gastronomía; la actriz y cantante Margaluz, el de Artes Escénicas; y el nombre de la cineasta Maria Forteza bautizará el premio de Audiovisuales. Como dijo el concejal de Cultura de Cort, Antoni Noguera, es un «pequeño gesto para dar visibilidad a las mujeres que han contribuido a enriquecer el panorama cultural local», entre otras muchas.

Una emocionada Laura Jurado dedica el premio a su madre y uno de los ganadores de Cómic, a su novia, Irene

decoration

Con esta novedad comenzó la ceremonia en el castillo de Bellver iluminado de lila, un guiño al hilo conductor de las mujeres. Todo fueron referencias a la necesidad de darles visibilidad y por ello el centenar de invitados, sentados en el patio de armas de la antigua fortaleza con la requerida distancia de seguridad, asistieron a la proyección de tres vídeos en los que se ponían en valor las figuras femeninas que han contribuido a la historia de la ciudad. El primer audiovisual abarcó desde el siglo XV hasta el XVII y destacó la labor de mujeres como Agnès de Pacs y Beatriu de Pinós para difundir la obra de Ramon Llull; la Beata Santa Catalina Thomàs; Margalida Beneta Mas i Pujol, la primera escritora en lengua catalana en Mallorca; y Teresa Ponce de León, la fundadora del convento de las Caputxines, entre otras.

Clara elabora una ensaimada mientras su padre, Tomeu Arbona, canta una ‘tonada’.

decoration

En el segundo vídeo, de finales del siglo XIX a principios del XX, se hizo un recorrido por escritoras extranjeras que vivieron en la isla, como George Sand y Gertrud Stein, y artistas mallorquinas tan destacadas y antaño olvidadas como la poeta Maria Antònia Salvà; la pintora Pilar Montaner, que retrató a Rubén Darío, Unamuno y otros muchos; la compositora Matilde Escalas, la cineasta Maria Forteza, la feminista Magdalena Bonet i Fàbregas, y las activistas políticas Aurora Picornell y las Roges del Molinar, que fueron asesinadas en la Guerra Civil. De la etapa más reciente destacaron mujeres como Montserrat Casas, la científica Margarita Salas, las escritoras Rosa Planas y Carme Riera, la filóloga Aina Moll, actrices como Rossy de Palma y Asun Planas, directoras de medios de comunicación, entre ellas Marisa Goñi, responsable de Diario de Mallorca, además de las jóvenes activistas de renombre mundial Greta Thunberg y Malala Yousafzai, la persona más joven en obtener el Premio Nobel de la Paz.

Cinco mujeres se llevan los premios de Música, Audiovisuales e Investigación, tres de las diez categorías

decoration

Música y ensaimadas

En la gala más audiovisual de los Premis Ciutat de Palma también hubo vídeos para presentar a los galardonados, que ya se dieron a conocer el 20 de enero, el día de Sant Sebastià. El primero en subir al escenario a recoger la estatuilla fue Miquel Horrach, autor de Set dies, el premio de Novela Llorenç Villalonga. Tras él se otorgó el de Patrimonio Gastronómico para el panadero y pastelero Tomeu Arbona, del Fornet de la Soca, que sorprendió al público cantando una tonada popular mallorquina con el guitarrista Guillem Femenías mientras su hija, Clara, hacía una ensaimada en una mesa de madera colocada en el escenario para la ocasión. Las ganadoras del premio de Música Bonet de Sant Pere por Paradís, Joana Gomila y Laia Vallès, interpretaron dos de los temas del disco, Ses aigües són salades y Deliris, antes de recoger el galardón.

Fueron precedidas por una emocionadísima Laura Jurado, que obtuvo el Premi Ciutat de Palma de Investigación por Gitanos. Història itinerant d’una ciutat i una illa, y lo dedicó a su madre. Para otra mujer fue la dedicatoria del galardón de Cómic, de Enric Pujadas y Gonzalo Aeneas, ya que la novia del segundo, Irene, «ha ganado la medalla de oro en Las olimpiadas del sufrimiento», en referencia al título de la obra, que es autobiográfica y versa sobre la enfermedad mental que padece el protagonista. Con el personaje femenino de Dorothea Bathes han obtenido el Ciutat de Palma de Audiovisuales Marta Hierro y Núria Abad, ya que recuperaron la figura de esta investigadora avanzada a su tiempo.

La gala ha finalizado con el tradicional canto de ‘La Balanguera’, a cargo de la voz de Laia Ferrer y su violoncelo

decoration

Durante la ceremonia también se otorgaron los premios de Artes Escénicas al Colectivo Banana Ros por Guaret; Artes Visuales a Gonzalo Elvira por Sueños, que no pudo asistir a recogerlo; Poesía a Albert Garcia Elena por El coure sota el Hudson; y Periodismo al programa Zoom, de IB3 Televisió, por el reportaje titulado Menors, risc i protecció. La gala concluyó con el discurso del alcalde, José Hila, quien destacó que «durante los momentos de incertidumbre vividos, la cultura ha estado más presente que nunca en nuestras vidas como remedio a la soledad». Y la música volvió a llenar Bellver para clausurar los Premis con la tradicional Balanguera.

Compartir el artículo

stats