El primer autocine de Palma se inauguró ayer en un solar cercano al Estadio Balear, en Son Güells, en el número 8 de la calle Marie De Behem.

En su estreno se proyectó Wonder Woman, primera película de un total de catorce programadas.

El precio por persona era de diez euros, gratis para los menores de cinco años. Asistieron un máximo de cuatro personas por vehículo.

Esta nueva propuesta cinematográfica cuenta con la colaboración de Moviescreens España.

El Autocine de Palma acogerá hasta cien coches durante 14 noches de película M. A. Ponce