Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CINE CRÍTICA

'Este cuerpo me sienta de muerte': Terror y humor alternados

Fotograma de la película 'Este cuerpo me sienta de muerte'.

Fotograma de la película 'Este cuerpo me sienta de muerte'.

Lo mejor de Este cuerpo me sienta de muerte es que no se trata de una comedia de terror o una parodia de los filmes de asesinos en serie enmascarados, modelo Michael Myers de La noche de Halloween, Leatherface de La matanza de Texas o el Jason Voorhees de Viernes 13. No, pese a que hay un sicópata de enorme estatura y con una inquietante careta de cuero dispuesto a cargarse a cuatro adolescentes en celo en la primera secuencia, lo que hace el filme es alternar constantemente situaciones de comedia con otras de terror gore.

No se sirve de elementos clásicos del género fantástico para darle la vuelta en clave cómica –de La comedia de los terrores, de Jacques Tourneur, a El jovencito Frankenstein, de Mel Brooks–, sino que a partir de la situación enunciada en el título español –el título original es un más contenido y ambiguo Freaky–, varía de tonalidad y registro entre secuencia y secuencia con desparpajo.

No habría funcionado bien sin la predisposición de Vince Vaughn a este tipo de mezclas. Gran actor cómico, demostró su vis más inquietante al encarnar hace más de 20 años al Norman Bates del remake de Psicosis. Ahora sirve igual para un género que para el otro. Él es el asesino, pero en su cuerpo queda atrapada la conciencia de una adolescente en un trasvase de identidades y actitudes no especialmente original, pero, en este caso, llevado con imaginación.

Compartir el artículo

stats