Las librerías de Palma podrán vender en puestos callejeros todos los jueves por la tarde, de 16 a 21 horas, hasta el 7 de octubre, en virtud de una iniciativa de la agencia de empleo municipal, PalmaActiva, a propuesta del Gremio de Libreros de Baleares.

Los comercios adheridos a la iniciativa de dinamización comercial Llibreries al carrer, por el momento 11, pueden sacar sus productos a la calle mediante un puesto callejero, ha detallado el consistorio en un comunicado.

Con esta actividad, el Ayuntamiento quiere apoyar al sector y contribuir a la dinamización comercial tanto del centro como de las barriadas.

El concejal Rodrigo Romero ha apoyado esta iniciativa del Gremi de Llibreters y ha asegurado que "el pequeño comercio es seguro, no hay aglomeraciones y cumple todas las medidas de seguridad" y en el caso de los puestos de libros ha recalcado que "esta actividad además tiene el plus de que se realiza en el exterior".