Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mercè Pons y Studium Aureum se encuentran en ‘Thálamos’

La compositora y la formación que dirige Carles Ponseti trabajan en el estreno de esta «intensa» cantata para orquesta de cámara, coro y solistas

Mercè Pons, compositora y profesora, ha estado dos años dedicándose a ‘Thálamos’.

Mercè Pons, compositora y profesora, ha estado dos años dedicándose a ‘Thálamos’.

Thálamos es el nuevo trabajo de la compositora Mercè Pons Ramis (Palma, 1968). Una cantata para orquesta de cámara, coro y solistas, estructurada en once partes, que le ha llevado dos años de trabajo y que será estrenada por la Fundación Studium Aureum. Con una duración de una hora y texto del escritor Víctor Gayà, es una obra que, según su autora, despliega un mar de sentimientos, como son la serenidad, la pasión, el amor, la rabia, la resignación, la paz, el silencio, el sosiego o la inquietud.

Mercè Pons y Studium Aureum se encuentran en ‘Thálamos’

Mercè Pons y Studium Aureum se encuentran en ‘Thálamos’ gabi rodas. palma

«Es una cantata muy intensa», comenta Pons, quien señala que en la época clásica grecorromana el término thalamos se refería «a la habitación de la casa más interna, la cámara y el lecho nupcial. También hay una derivación que podría ser la morada donde todos dormimos, la sepultura. El tema de la cantata es la idea general de una salida de esta vida, discreta, no dramática, es decir, el olvido como una liberación, como un bien».

No es la primera vez que la compositora palmesana y el autor de novelas como Trenc d’Alba o La vida perdurable de Salvador Duran, trabajan juntos. Ya lo hicieron con Rèquiem, a quien Pons le puso música, para un cuarteto de cuerda, con lectura dramatizada, que fue estrenado en marzo de 2018. De aquel encuentro surgió un libro, que incluía un cedé, y que fue publicado por la editorial Lleonard Muntaner, y una estrecha amistad.

El estreno de Thálamos correrá a cargo de Studium Aureum, una formación a la que aplaude por «su respeto por la música, su sensibilidad y el trabajo bien hecho», con dirección de Carles Ponseti, y tendrá lugar cuando la pandemia lo permita. «Los ensayos son complicados, me gustaría contar con un coro sin mascarilla, así que ya se verá», dice resignada. «Sí podemos ensayar con mascarilla, pero por cuerdas, no con todos los cantantes a la vez. La mascarilla es un fastidio, te vas ahogando y no puedes dar todo lo que puede dar tu voz», afirma.

Componer en tiempos de pandemia también ha sido complejo. Tras el arduo trabajo de encontrar las sonoridades que buscaba, los cambios, el clima y «ese dramatismo que reside en el texto de Gayà», a Pons no han dejado de asaltarle las dudas: «Cuándo podré escuchar la cantata, ensayarla, empezar a ser real... La verdad, trabajar sin los músicos no es fácil», subraya.

A la espera de que se concrete el estreno y con la «satisfacción» que otorga el fin de una tarea, Pons se ha entregado a la puesta en escena de su cantata, que contará con la participación del tenor Antonio Aragón. «Me gusta su técnica y sobre todo su aspecto dramático, porque Thálamos necesita bastante interpretación dramática, y Aragón la tiene», asegura. «Ahora estoy preparando las particellas y también tengo que hacer una reducción para piano de toda la orquesta, para poder ir ensayando con el coro», añade.

2021 le mantiene ocupada a Pons. Al margen de Thálamos, la también profesora, de composición, armonía y contrapunto, sigue al frente de su Gabinete de Comprensión Musical (por las circunstancias actuales, lo hace vía Skype), con el que intenta explicar, a melómanos y aficionados, qué hay detrás de una obra musical, y se prepara para otros dos encargos: una obra para flauta y piano, para la flautista Mercè Medina y la pianista Laura Serra, y cuyo estreno está programado para el 29 de mayo; y una obra para tres corni di bassetto y tres voces, los de Cornucopia, para septiembre.

Compartir el artículo

stats