La artista Maria Jaume y la banda Pujà Fasuà se suman al cartel del Mobofest, que se celebrará del 30 de julio al 1 de agosto en Lloret de Vistalegre.

El debut de Maria Jaume ha sido brillante. Fins a maig no revisc (Bankrobber) ha sido su carta de presentación. Un folk pop indie intimista pero con la fuerza de pocas voces dentro de la escena. Maria Jaume se ha erigido en una de las artistas del momento, traspasando fronteras y echando abajo las puertas que hagan falta. Llegará a su pueblo natal en formato banda, así como ha girado en los últimos meses.

El regreso de Pujà Fasuà es uno de los más esperados en la isla. Y su vuelta será sobre los escenarios del MoboFest.

Estos dos nombres se añaden a los ya confirmados de Da Souza, Modern York, Manel, Reïna, Pau Vallvé, Maria Hein y Peligro.

Da Souza presentará Boleros, su próximo EP que verá la luz a finales de abril. Modern York es la novedosa banda capitaneada por Joan Puerto. Será una de las sorpresas del festival.

La joven felanitxera Maria Hein, sólo con unas cuantas canciones, ha conseguido meterse en el bolsillo a gran parte del público isleño y se ha confirmado como una de las promesas más firmes de la escena. La artista ha fichado por el sello Hidden Tracks y el booking mallorquín Plas Plas, y prepara su primer disco, que se publicará en otoño de este año.

El barcelonés Pau Vallvé llegará al Mobofest después de haber sacado a la luz uno de los discos más bien valorados de 2020, La vida és ara. Con una trayectoria que habla por sí sola, siendo uno de los músicos catalanes más exitosos del momento.

Desde la organización del festival señalan que aún quedan artistas por anunciar. Las entradas de día 3 están agotadas. Los tickets de día están a la venta exceptuando los de día 1 de agosto, que también están agotados.