Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Amparo Sard, frente a la «injusticia» medioambiental

La artista participa en el festival internacional Mad Blue Summit con una instalación, comisariada por Fernando Gómez de la Cuesta, de dimensiones monstruosas y carácter siniestro

Fernando Gómez de la Cuesta y Amparo Sard, ayer, en Madrid. |

Fernando Gómez de la Cuesta y Amparo Sard, ayer, en Madrid. |

Amparo Sard (Son Servera, 1976), fiel al activismo social en el que milita desde hace ya un tiempo, reflexiona sobre el desgaste que padece el planeta con Rompiendo el mar, una instalación que, comisariada por Fernando Gómez de la Cuesta, se inaugura hoy en el festival Mad Blue Summit de Madrid, bajo la dirección artística de David Barro, en la que está considerada la cita más importante de Europa en cuento a innovación, sostenibilidad y cultura se refiere.

La obra de Sard, de formas amorfas, tensa y siniestra a la vez, puede contemplarse en el Centro de Cultura Contemporánea Conde Duque, con entrada gratuita, y supone «una toma de conciencia sobre la forma en que han evolucionado nuestras reacciones sociales y medioambientales en ese espacio -nuestro propio entorno, nuestro propio contexto- donde la realidad, la ficción, la verdad y la posverdad se confunden en una deriva insondable», según explica Gómez de la Cuesta, con quien la artista lleva años colaborando.

«Mad Blue Summit es un festival internacional de primer nivel, respaldado por grandísimas entidades. Es todo un honor que David Barro decidiera contar conmigo. Además, de la mano de semejante profesional como es Fernando Gómez de la Cuesta. Formamos un buen tándem. Todos los que trabajan allí son grandísimos expertos y Madrid es un escenario muy importante para mostrar el trabajo», confiesa Sard.

La instalación de Sard, ‘Rompiendo el mar’, se podrá contemplar, concluida su fase de montaje, en el Centro Conde Duque de Madrid.

La instalación de Sard, ‘Rompiendo el mar’, se podrá contemplar, concluida su fase de montaje, en el Centro Conde Duque de Madrid.

Su impactante instalación, de dimensiones monstruosas, es realmente rígida, consta de varias piezas que se ensamblan, como un puzzle tridimensional, y está elaborada con materiales como fibra de vidrio, epoxi y plástico reciclado, hasta crear «un mar roto», con fragmentos de caras brillantes y bellas que ocultan los residuos que el mar engulle de manera permanente, siniestra, «con unas consecuencias terribles de las que desconocemos su verdadero alcance, pero que parecen conducirnos hacia la asfixia individual, hacia el suicidio colectivo».

Amparo Sard, frente a la «injusticia» medioambiental

El trabajo de Sard, que en sus inicios iba ligado al concepto de identidad, «a la compresión de ese yo con el entorno», ha ido extendiéndose para comprender «más allá del espacio intersticial. Por eso estoy involucrada en temas sociales, porque lo que me crea tensión ahora, lo que no comprendo, son todo ese tipo de injusticias, sociales o medioambientales», aclara la artista, que a principios de 2020 ya colaboró con la Fundación Vicente Ferrer, en la India, concienciando sobre la importancia del reciclaje, realizando talleres con los niños, y que este mismo año expondrá en el Museo Man de Camelle, con una propuesta que abrazará de nuevo el reciclaje y la concienciación ecológica.

«La comprensión reestablece la calma, los artistas trabajamos porque vivimos en un constante cuestionamiento. La sensibilidad por un lado es maravillosa, pero por otro tiene ese hándicap, que lo analizas todo», señala una artista que a lo largo de su carrera ha sido galardonada, entre otros reconocimientos, con el Deutsche Bank Internacional o la Medalla de Oro del Gobierno Italiano a su carrera, y que fue seleccionada como una de los 25 mejores artistas del mundo en el año 2018 en la LXRY list de Holanda.

La instalación de Sard, ‘Rompiendo el mar’, se podrá contemplar, concluida su fase de montaje, en el Centro Conde Duque de Madrid.

Compartir el artículo

stats