Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Premio Formentor

La rareza e independencia de César Aira ganan el Prix Formentor de las Letras

«Esperemos que, el próximo año, cualquiera de las dos autoras que han quedado en esta edición a las puertas del premio lo gane»

El escritor argentino César Aira.

El escritor argentino César Aira.

Nueva andadura del Premio Formentor. Sale de Mallorca a causa de la venta del hotel homónimo donde habitualmente se celebraba y premia por primera vez en estos últimos años lo inesperado: la «rareza extraordinaria» del gran escritor argentino César Aira (Coronel Pringles, 1949).

«Es el autor de una audaz fábula del mundo postmoderno», según el acta del jurado. El autor de Ema, la cautiva fue premiado por su «infatigable recreación del ímpetu narrativo, por la versatilidad de su inacabable relato y por la ironía lúdica de su impaciente imaginación». «La constelación laberíntica de su obra es un inmenso crisol literario», señaló el presidente del jurado, Basilio Baltasar, quien leyó el veredicto desde el Hotel Barceló Sevilla Renacimiento ante los periodistas y los dos mecenas del galardón, el hotelero Simón Pedro Barceló y Marta Buadas.

El jurado del galardón, ayer, en Sevilla. | FUNDACIÓN FORMENTOR

«Aira adopta técnicas cuyo rigor, frescura y soltura recuerdan las claves jazzísticas de la improvisación artística, y los escenarios y voces que crea desconciertan al lector», continúa Baltasar. «Su humor se convierte en un séptimo sentido».

«Aira es muy representativo de toda una corriente y todo un panorama de la literatura latinoamericana. Hay que tener en cuenta además que las letras de Latinoamérica están en un momento muy interesante», destacó el crítico literario Gerald Martin, miembro del jurado conectado a la rueda de prensa de Sevilla por videoconferencia desde Londres.

«Estoy muy contento de que el premio no sea obvio, Aira no es un escritor mayoritario. Es una gran aportación al galardón. Siento una gran admiración por él. Es un autor incesante. Es un Vargas Llosa pero en miniatura. Éste a lo mejor es un premio polémico, pero es positivo porque los premios deben dialogar con sus lectores», sostiene otro miembro del comité de selección, Juan Antonio Masoliver Ródenas.

Anna Caballé, también del jurado, recalcó que el argentino tiene una carrera literaria persistente, «publica sistemáticamente dos o tres libros al año, siempre son novelas cortas. Su obra destaca por la capacidad fabuladora que tiene y ha desarrollado una obra como ensayista también. Es muy destacable la biografía que publicó de Alejandra Pizarnik».

«Tiene un arte extraordinario y peculiar. Y toca unos temas como la relación entre la escritura y el arte contemporáneo que nadie más aborda. En algunos libros habla de la obra de Picasso con una percepción tal que los críticos de arte no alcanzan. Su obra es todo un continuo, es toda como un gran libro. Practica un escepticismo permanentemente, lo cual le acerca mucho al pensamiento científico. Es un autor que me interesa muchísimo y en otras ocasiones ya lo había propuesto para el premio. Todos necesitamos leer a César Aira», opina Francisco Ferrer Lerín, también en el comité.

Los mecenas Marta Buadas y Simón Pedro Barceló. | FUNDACIÓN FORMENTOR

«Aira es una fuente inagotable de gozo, deleite y asombro. No pertenece a ninguna tradición. Sabemos que ha leído a Borges, es un heredero singular de su obra. Pero es un autor único y de una independencia absoluta», subraya Masoliver Ródenas.

Respecto a la escasa presencia de escritoras en la lista histórica de galardonados del Formentor -en su última andadura, únicamente una mujer, Annie Ernaux, ha sido distinguida-, Caballé reconoció que dos autoras de gran prestigio habían llegado a las deliberaciones finales, pero finalmente se impuso la candidatura de Aira. «Esperemos que el próximo año, cualquiera de estas dos autoras, de las que no diré el nombre, gane el Formentor».

El presidente del jurado y director de la Fundación Formentor, Basilio Baltasar, recordó que el 10 de octubre se entregará el premio en Túnez. «Aún no sabemos si podremos darcontinuidad a las Converses Literàries después de 13 años en Formentor. Lo que sí puedo decir es que la idea de recuperar la historia itinerante del premio (dotado con 50.000 euros) nos ha permitido renovarlo con un ímpetu añadido. Es una estrategia que también refuerza su carácter internacional».

Baltasar citó a Carlos Fuentes para justificar el premio al autor argentino de 72 años. «En 2003, en La silla del águila, aventuró que César Aira recibiría en 2020 el Premio Nobel. Nosotros nos precipitamos y le hemos dado el Formentor».

Compartir el artículo

stats