Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El profesor del Conservatorio despedido se entrega a la Policía y reconoce un fraude de decenas de miles de euros públicos

El saxofonista Rodrigo Vila admite que se apropió de fondos del Institut d’Estudis Baleàrics con centenares de facturas y justificantes falsos

El profesor del Conservatorio despedido se entrega a la Policía y reconoce un fraude de decenas de miles de euros públicos

El profesor del Conservatorio despedido se entrega a la Policía y reconoce un fraude de decenas de miles de euros públicos

El profesor del Conservatorio Superior de les Illes Balears despedido al estar investigado por corrupción, el saxofonista Rodrigo Pérez Vila, se ha entregado esta semana a la Policía y ha reconocido los hechos de que se le acusa. Tras estar desaparecido, Vila, según fuentes conocedoras del caso, se presentó el lunes en la Jefatura de la Policía nacional, en Palma, acompañado de su abogado. Ante los investigadores, el músico reconoció ser el autor de un fraude al Govern balear que suma decenas de miles de euros públicos. También habría manifestado su intención de devolver el dinero robado.

Rodrigo Pérez estaba en paradero desconocido desde hacía varios días. La Policía nacional le estaba buscando para detenerle, y en algún momento se llegó a pensar que se había dado a la fuga. Finalmente, el saxofonista se entregó el lunes. Ya en la fase de diligencias previas, Pérez estaría buscando un pacto con la Fiscalía Anticorrupción para reducirle la condena a la que se expone de confirmarse las acusaciones que pesan sobre él, ante la solidez de los indicios y pruebas en su contra, señalan las citadas fuentes. 

Se sospecha que durante años el profesor urdió un complejo entramado con la finalidad de lucrarse con subvenciones del Institut d’Estudis Baleàrics (IEB), organismo dependiente de la conselleria de Cultura. Por el momento, la cantidad defraudada ronda los 300.000 euros

El músico obtenía las ayudas del Govern a través de la Associació de Saxofonistes y el Psaiko Quartet

decoration

Lo hizo supuestamente utilizando asociaciones musicales que él controlaba, implicando a alumnos, exalumnos y otros profesores del Conservatorio. Solicitaba y conseguía importantes ayudas para la organización de conciertos y festivales en Mallorca, pero sobre todo en el extranjero, desde Singapur a Houston, México o Sri Lanka, Sao Paulo o Delhi. Posteriormente, justificaba los gastos con centenares de facturas falsas, utilizando para ello el nombre de sus alumnos y colegas, a sus espaldas

Un control del IEB de las ayudas concedidas en 2020 arrojó indicios de irregularidades. Técnicos del Institut fueron los primeros en percatarse de la existencia de facturas sospechosas expedidas a nombres de empresas que resultaron ser absolutamente falsas. El pago de las ayudas concedidas el año pasado se paralizó.

Intervención general de la Comunidad Autónoma inició una fiscalización en profundidad de los expedientes afectados, corroborando el presunto fraude. Éste se extendería a ejercicios anteriores, como mínimo hasta 2018. La cantidad apropiada ilícitamente alcanza los 300.000 euros, pero la revisión continúa y pueden aflorar nuevas sorpresas en ejercicios anteriores. Ante la gravedad de los hechos, éstos se pusieron en manos de la Abogacía de la Comunidad, que terminó presentando una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción

Asociaciones

Rodrigo Pérez Vila ha obtenido multitud de ayudas públicas para la organización de festivales y conciertos de saxofón en medio mundo. El músico es un solicitante habitual de subvenciones del Institut d’Estudis Baleàrics, a través de la Associació de Saxofonistes de les Illes Balears, que él controla, y del Psaiko Quartet Corporation, un cuarteto formado por sus mejores alumnos de saxo. Durante años, el saxofonista habría utilizado el mismo modus operandi: presentar facturas de viajes, estancias en hoteles y honorarios de músicos mediante facturas totalmente falsas y manipuladas. Los investigadores han conseguido contactar con la organización de festivales en universidades como Japón o Nueva York, donde sus responsables han asegurado desconocer por completo al ya exprofesor del Conservatorio balear.

En el centro hay un profundo malestar con Pérez Vila, al ir conociéndose la extensión del escándalo, tras haber implicado presuntamente a miembros del Conservatorio usando sus nombres para facturar al IEB. Vila habría engañado a compañeros músicos, cuyos nombres aparecen en los justificantes falsos con los que se aseguraba periódicamente miles de euros públicos. 

Compartir el artículo

stats