Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Neus Cortès: «El teatro tiene el poder de lanzar las preguntas a la sociedad»

La actriz mallorquina será la encargada de leer este sábado antes de la función de ‘Kelly’ (19 horas) en el Teatre Principal el mensaje del Dia Mundial del Teatre que este año ha escrito la afamada intérprete Helen Mirren

La actriz mallorquina Neus Cortès.

La actriz mallorquina Neus Cortès.

-¿Cómo afronta la lectura del mensaje de Helen Mirren para conmemorar el Dia Mundial del Teatre?

-Con mucha ilusión ya que cada año espero con ganas para leer el manifiesto. Poder poner voz este año a las palabras de Helen Mirren es todo un honor y hacerlo en el Teatre Principal un gusto porque me acogen como una más de la casa. 

-Pese a ser la situación muy difícil y precaria, el texto irradia optimismo. ¿Cómo lo ve usted?

-Me ha conmovido menos que otros años, pero me gusta que ponga sobre la mesa la inestabilidad y adaptación constante a cambios que vivimos en las profesiones artísticas, ya que gran parte de la sociedad ha sentido por primera vez esa incertidumbre debido a la pandemia. Quiero creer que han podido empatizar y entender, además de la necesidad de adquirir un carácter con ese coraje e ingenio, nuestra manera afrontar la vida. 

-La profesión actoral es admirable y resistente. ¿Cuál es su motor para continuar en ella?

-Por supuesto, sale de una necesidad de expresarme, crear y sacarlo desde dentro hacia fuera, y así seguir conectada a la humanidad, de alguna manera para permanecer. Sea contando historias, bailando, componiendo, pintando, etc. Es algo que se siente, que se tiene o no se tiene, y late, y no es para nada talento solamente, es la dedicación que le das, el trabajo que generas, los contactos que buscas, tienes que tener mucha energía y ganas, como una pulsación interna incesante. 

-¿Alguna vez ha estado a punto de dejarlo o eso no es posible porque el veneno del teatro es para siempre?

-Sí a las dos cosas. La teatralidad es algo que estará dentro de mí siempre, que llevo conmigo desde pequeña cuando empecé a hacer teatro en la escuela y ya no he dejado de alimentar. No creo en que algo que se siente así se pueda «dejar», no me gusta ir en contra de la naturaleza que una siente, pero sí hay etapas en las que está menos presente en mi vida porque forma parte de esta profesión inestable. Y reconozco que he aprendido a ser muy feliz dedicándome a otras cosas, me apasiona compartir y aprender, y ahora también enseñar. Cuando estoy sin proyectos artísticos en marcha, trabajo dando clases, o en cosas relacionadas si puedo elegir; y sobre todo me ocupo viendo cine, acudo a exposiciones, leo o practico algún estilo de baile o teatro físico; luego me nutro también pasando tiempo con mi familia, contemplando naturaleza y practicando yoga, pilates y ando mucho. 

Neus Cortés lee un discurso para el Día Mundial del Teatro Teatre Principal

-El último estudio de AISGE recoge que el 97% de intérpretes y profesionales de la danza se han quedado sin ingresos para subsistir tras la pandemia. ¿Se está ayudando lo suficiente al colectivo desde la Administración? 

-Hay todavía mucho que hacer. Es posible recibir ayudas, pero los trámites son infinitamente más complicados que en cualquier otra profesión. Ojalá tomáramos como modelo las partidas económicas que Francia, Alemania o Italia han invertido en la industria del arte, dándole así un valor justo y necesario, y respaldando la fragilidad de la profesión. 

-Uno de sus últimos trabajos ha sido con la Compañía Nacional de Teatro Clásico, también ha estado con LaJoven. ¿Va a continuar desarrollando la carrera en Madrid?

-Me focalizo en seguir creciendo profesionalmente en general. Madrid es mi segunda casa, hace ya muchos años que siembro y genero allí movimiento profesional que finalmente se transforma también en algo personal, e inevitablemente da frutos y cuando voy a recogerlos me encanta disfrutar de todo el inmenso mundo cultural que ofrece la capital. Hice algunas pruebas antes de venirme a la isla un tiempito, y confío y proyecto en volver pronto. 

-Ahora en Mallorca, pandemia aparte, la situación es distinta a cuando usted terminó los estudios. Se han multiplicado las oportunidades de hacer producciones e incluso residencias. ¿Cómo valora el trabajo que se está haciendo?

-Ciertamente la situación ha mejorado desde que terminé la carrera en 2013. Me siento parte de ese crecimiento, de unas promociones que salimos con hambre de crear y apostar por esto, que hemos generado redes de trabajo artísticas. Los festivales y encuentros son necesarios, también el apoyo de las instituciones, las subvenciones, etc., y así es cómo se puede construir una industria en una isla que no sólo podría vivir del turismo, sino del arte.  

-Algunos de sus inicios fueron muy underground, la recuerdo en los vídeos de Toni Nievas. ¿Qué queda de aquella Neus con tanta vis cómica?

-Con Toni colaboro de vez en cuando porque me gusta precisamente que trabaje desde la comicidad absurda. No sé vivir sin sentido del humor y me declaro fan de la comedia, de hecho me apetece explotar en mis próximos trabajos el registro cómico que sé que llevo dentro desde que improvisaba en las clases de teatro de la escuela. 

-¿Ha pensado en crear su propia compañía o en dirigir algún texto que le apetezca?

-Tuve compañía de danza-teatro unos años. Ahora me focalizo más en buscar y producir mi propio trabajo como intérprete, que requiere bastante dedicación. Se me da bien organizar y producir en general, y en concreto crear conexiones y colaboraciones artísticas. Siempre hay textos que una se guarda para el momento oportuno, y estoy segura de que todo llega. 

-El teatro aquí en Mallorca es cada vez más crítico también con la realidad que le rodea. Ahora pienso por ejemplo en dos obras que este mismo fin de semana se representarán y son críticas con la turistificación: Kelly y Souvenir. ¿Hay mucha necesidad de explicarnos a nosotros mismos y de dar claves a la gente sobre las situaciones límite en las que nos encontramos? ¿El teatro puede dar respuestas?

-No sé si tiene las respuestas, lo que sí tiene es el poder de lanzar las preguntas a la sociedad. Admiro que estas obras reflejen estos temas para convocar a la comunidad y así reflexionemos sobre lo que podemos elegir cambiar de lo que nos rodea. 

-No hay entrevista a actriz en la que no se hable de situaciones de acoso o abuso sexual que hayan visto o padecido. ¿Cree que se está cerca de terminar con este tipo de situaciones? ¿El #MeToo servirá de algo?

-Sin duda creo que no debemos callarnos las injusticias, las situaciones incómodas o abusos, y que gracias a todas las que nos atrevemos a comunicarlo públicamente, avanzamos hacia la igualdad. 

-¿Cómo se mueve en el sector audiovisual?

-Me entreno frente a la cámara e invierto en proyectos audiovisuales porque en la pantalla es en el campo que más me apetece desarrollar mi carrera actualmente. 

-¿Cuáles son sus proyectos a corto y a más largo plazo?

-Actualmente estoy dando clases dentro del proyecto M.A.P. en las que aprendo infinitamente. Además me he propuesto rodar aquí en la isla próximamente. Os mantendré informadas, lo prometo. 

Compartir el artículo

stats