Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Con ciencia | Lenguaje

Recreación en 3D de un neandertal (derecha) y un humano moderno.

Un artículo publicado en la revista Nature Ecology & Evolution por Mercedes Conde-Valverde, investigadora de la Cátedra de Otoacústica Evolutiva y Paleoantropología de la Universidad de Alcalá (Madrid), y colaboradores ha vuelto a centrar la atención en la capacidad de los neandertales para hablar de forma semejante a nosotros mismos, los humanos modernos. El estudio se ha centrado en la reconstrucción virtual de cinco cráneos de neandertal (el de Amud 1, en la figura) y de ejemplares de la Sima de los Huesos de Atapuerca. A partir de las imágenes en 3D se ha obtenido un modelo del oído externo y medio para poder comparar cómo se produciría la trasmisión de la potencia del sonido en esos ejemplares fósiles los anchos de banda implicados.

Los autores concluyen que «el ancho de banda propio de los neandertales era mayor que el de los homínidos de la Sima de los Huesos y similar a los humanos existentes, lo que implica que los neandertales desarrollaron las capacidades auditivas para soportar un sistema de comunicación vocal tan eficiente como el habla humana moderna».

Un resultado idéntico había sido obtenido en 2016 por el equipo dirigido por Jean-Jacques Hublin —uno de los mayores especialistas en neandertales— analizando una muestra muy diversa de ejemplares de Homo neanderthalensis de numerosas edades y procedencias en los que cabía analizar la estructura de los huesos del oído medio. Pese a indicar la presencia de diferencias anatómicas con los huesos equivalentes de los humanos modernos, Hublin y colaboradores concluyeron que «las propiedades funcionales del oído medio de humanos modernos y neandertales son equivalentes».

Está claro; la funcionalidad del oído medio fue heredada por los neandertales y humanos modernos de un ancestro común anterior. Pero en las declaraciones de la primera firmante del artículo recién aparecido, Mercedes Conde-Valverde, recogidas por multitud de medios generalistas, no especializados, la investigadora dice de forma textual: «Los neandertales tenían las mismas capacidades auditivas relacionadas con el lenguaje que nuestra propia especie, lo que supone la primera prueba paleontológica sólida de que también tenían lenguaje». Llamar prueba a ese argumento es engañoso. Como apunta la revista Nature en su comentario al trabajo de Conde-Valverde et al, el lenguaje no sólo implica sonidos sino también simbolismo. Y a tal respecto Conde-Valverde y sus colaboradores sólo apuntan que el arte rupestre de la época de los neandertales sugiere que podían pensar de manera abstracta. Qué duda cabe. Puede incluso que hablasen como nosotros. Pero lo que no demuestra el trabajo de Conde-Valverde et al es que tal cosa haya sido probada.

Compartir el artículo

stats