Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las reivindicaciones de las ‘kellys’ toman los escenarios de Mallorca

El Teatre de Manacor acoge el próximo día 20, a las 19 horas, una obra que ahonda en las precarias condiciones laborales en las que trabajan las camareras de piso en las islas

Un momento del espectáculo en que las camareras de piso lanzan toallas y sábanas al suelo en señal de protesta.

Un momento del espectáculo en que las camareras de piso lanzan toallas y sábanas al suelo en señal de protesta. M. MIELNIEZUK

Las precarias condiciones laborales en las que trabajan las camareras de piso han saltado a escena de la mano de Rafel Gallego, dramaturgo y colaborador de este rotativo, quien, con su obra Kelly, retrata la realidad del turismo de masas en las islas y cómo el sistema «esclaviza» a estas empleadas.

La pieza, que lleva más de dos años cocinándose, verá la luz el próximo 20 de marzo, a las 19 horas, en el Teatre de Manacor; y posteriormente, los días 26, 27 y 28 de marzo se representará en el Teatre Principal de Palma (a las 19 horas el 26 y 27 y a las 18 horas el día 28).

Foto de familia del equipo artístico de ‘Kelly’.

Foto de familia del equipo artístico de ‘Kelly’. M. Mielniezuk

Ayer, los seis actores y actrices que participan en la obra ensayaron ante los medios. Eso sí, cumpliendo con todas las medidas sanitarias pertinentes. «Aún no les he visto la cara», aseguró Sergi Belbel, director de la pieza, respeto al uso obligatorio de la mascarilla, al tiempo que bromeó con que pedir más expresividad podía ser peligroso.

Hablar del turismo de Mallorca está a la orden del día, pero pocas veces se ha trasladado al mundo cultural. Un hecho que tanto el director del Teatre Principal, Josep R. Cerdà, como Belbel pusieron ayer en valor. En este caso, la precariedad laboral que sufre este colectivo se ve reflejada en esta obra al seguir el día a día de cuatro camareras de piso que, con diferentes perfiles, confluyen en una misma reivindicación: su dignidad laboral. «El hilo conductor es la preparación de una huelga, aunque accedemos a la vida de cada una de ellas y cómo se enfrentan a la protesta», explicó Belbel.

En palabras del director de Kelly, la obra busca visibilizar los problemas que rodean a este colectivo y que muchos espectadores ignoran. Y va más allá: «Las injusticias que sufren las camareras de piso solo son la punta del iceberg, hay que ahondar más profundo y ver la magnitud del problema, que es el sistema capitalista».

Sergi Belbel, durante el ensayo celebrado ayer.

Sergi Belbel, durante el ensayo celebrado ayer. M. MIELNIEZUK

Para labrar este texto, Gallego ha entrevistado a numerosas camareras de piso, obteniendo como resultado final una pieza que relata historias reales. Hijo de una camarera de piso, el autor de esta obra tenía la necesidad de poner el foco en esta problemática social. Un reto que le ha enseñado que hay luchas que cuando tocan a un colectivo históricamente castigado «son malas de proyectar y transmitir».

A menos de tres semanas para el lanzamiento de la obra, Alicia Garau, quien interpreta a una kelly, sigue investigando sobre este colectivo. Garau destacó el trabajo físico que comporta este puesto, desencadenando una serie de enfermedades, y reconoció que su actitud ante estas empleadas ha cambiado, valorando su trabajo, a veces invisible.

Compartir el artículo

stats