Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Artmadams ofrece un aval a Cort para mantener el mural de Mesas de forma temporal

Los consultados por Street Art votan a favor de la obra

9

El Artmadams ofrece un aval a Cort para mantener el mural de Mesas de forma temporal Guillem Bosch

El dueño del hotel Artmadams ofrece un aval a Cort para dejar el mural del artista José Luis Mesas en la fachada «de forma temporal, durante tres años, con el objetivo de que lo disfrute la ciudadanía». Cuando concluya este periodo de tiempo u otro establecido, dicho depósito se utilizaría para pagar la mano de obra, el material y la colocación de los andamios para repintar el inmueble de blanco o un color neutro, como era antes de la reforma. El propietario del establecimiento, Jaime España, está dispuesto a destinar 60.000 euros a este fin, que custodiaría el ayuntamiento de Palma hasta que llegase el momento de borrar los característicos dibujos del artista mallorquín en la fachada situada en la calle Marquès de la Sènia 34 y en las laterales.

Mientras tanto, «el gran mural estaría expuesto en la vía pública, a la vista de todo el mundo, y los paseantes podrían opinar si les gusta o no», destaca el impulsor. Quienes ya lo han hecho son los encuestados por la plataforma Street Art Mallorca, que se dedica a difundir el arte urbano de la isla. Tras preguntar por esta polémica intervención a través de las redes sociales, un 93% respondió que prefiere que se mantenga. Todo lo contrario es lo que ha ordenado el consistorio palmesano, ya que el propietario del inmueble carece de la autorización de la comisión municipal de Centro Histórico para cambiar la fachada.

Adelantar el cambio

Sin embargo, la semana pasada Cort anunció que modificará el planeamiento urbanístico con la intención de «permitir murales artísticos», por lo que el hotelero argumenta que «si piensan que son interesantes trabajos como el existente, el Ayuntamiento tiene la oportunidad de adelantarse y conservar esta obra de un artista reconocido», según sus palabras. De todos modos, recuerda que «actualmente no hay ninguna norma que impida pintar de este modo la fachada. Depende del criterio subjetivo de un técnico, que afirma que el mural de Mesas es llamativo». El caso se trasladó a la comisión de Centro Histórico debido a que el edificio es obra del arquitecto Guillem Forteza y un ejemplo del estilo racionalista en la isla, según destacan desde el área de Urbanismo. Jaime España rebate que «ha sufrido muchas modificaciones porque nunca ha sido catalogado y más de la mitad no es de Forteza».

Su intención es reabrir el hotel la próxima temporada turística después de una profunda reforma para transformarlo en «el primer establecimiento que apuesta por la cultura y el arte de una forma tan importante». No en vano, se denominará Artmadams, es decir, añadirá la letra t a Armadams, el nombre actual, por el barrio en el que está ubicado. El propietario detalla que no solo el mural de Mesas es protagonista, sino que también habrá una nueva sala en la planta baja para exposiciones de jóvenes artistas y la colección de pintura y escultura de la etapa anterior de este hotel urbano.

Compartir el artículo

stats