Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Març Llinàs: «Me atrevería a decir que antes que trans, soy feminista»

«Hay una manera muy ‘mainstream’ de entender la transexualidad, muy patologizada y muy vinculada a la estética y el cuerpo»

Març Llinàs (Palma, 1994) es guionista, podcaster y formador de género.

Març Llinàs, (Palma, 1994) es guionista, podcaster y formafor de género, feminismo y LGTB. Acaba de terminar en Radio Primavera Sound la primera temporada de su podcast Mòbil, cartera, claus, uno de los programas más escuchados de la plataforma. En él Llinàs ha grabado una suerte de dietario sobre su tránsito de mujer a hombre, vertiendo una serie de reflexiones totalmente alejadas del morbo. Llinàs escribe un guión mensual para Moderna de Pueblo y acaba de finalizar el desarrollo de una serie de ficción.

Ha pasado un año desde que comenzó a grabar Mòbil, cartera, claus. ¿Diría que ha llegado a alguna conclusión?

Más o menos sigo con las mismas conclusiones de antes, no ha habido ninguna revelación, no es que haya una gran conclusión detrás de todo esto, simplemente son reflexiones. Lo que sí tengo, evidentemente, son contradicciones. Básicamente mi conclusión es que lo importante es que yo esté bien y esté contento con mi vida y éste ha de ser el motor de todo lo que hago.

¿Qué motivación había detrás de su programa?

Era tratar mi tránsito que me cogió en Barcelona lejos de mi familia y también coincidió con el confinamiento. Pensé que empezaría a cambiar y que no me verían. Era un componente importante para hacer una especie de dietario y sobre todo era por mí, para ver qué pensaba mientras ocurría. Y mi intención también era abrirlo a otras personas que tal vez no estaban tan familiarizadas o no se habían planteado estas cosas porque normalmente hay una manera muy mainstream de entender la transexualidad, muy patologizada, muy vinculada a la estética y el cuerpo. Como feminista y, después de cursar un master en género y comunicación que me ha servido mucho para entenderme a mí mismo, me parecía una buena manera de hacer entender a las otras personas..

¿Hablaba para una audiencia concreta?

Lo hacía para mí y si lo escuchaba más gente mejor, pero no tenía unas grandes expectativas . Me han llegado muchos mensajes positivos tanto de personas trans como cis y me dicen que han llorado, que se han reído y sobre todo que les ha hecho pensar mucho e, independientemente de si estas personas están pasando por un tránsito o no, les hace pensar en aspectos de su vida y les acompaña y esto me gusta porque también me acompañan a mí.

¿Le ha sorprendido captar a una audiencia cis?

Me sorprende y no porque es verdad que hago un discurso muy universal y muy extrapolable a la vida de cualquiera que es lo que me interesa. El podcast no se titula Yo, mis hormonas y mi tránsito sino Mòbil, cartera ,claus que son tres cosas que usamos todas las personas y que son importantes para todos. .

¿Por qué es necesaria la formación de género?

Hago formaciones de género con Berta Vallvé en empresas y en institutos y funcionan muy bien en todos los espacios. A veces, en las empresas, tratamos un tema más focalizado, pero a la vez lo combinamos con teoría porque no se trata de que abordes ese proyecto concreto y luego te vayas a tu casa y te olvides. En los institutos siempre intentamos que el profesorado reciba las formaciones porque el alumnado está más familiarizado y al final es el profesorado el que tiene que manejar las situaciones de desigualdad o de acoso debido a diferencias LGTB o machismo.

¿Cree que los jóvenes no precisan tanto de estas formaciones?

Sí que lo necesitan. Vemos que sus dudas ya no son qué es una persona trans sino cuál es la diferencia entre bisexual y transexual, cosas más detalladas, que han visto por Internet y que lo tienen todo mezclado. Aunque sepan lo que es una persona trans, tienen un lío bastante importante porque Internet está muy bien, pero enseñaal mismo tiempo lo bueno, lo malo y lo regular. Se nota que sus conocimientos vienen de ahí y no es suficiente. Esto no te da una visión feminista .

¿Qué papel desempeña el feminismo en todo esto?

El feminismo es primordial. Me atrevería a decir que antes que trans soy feminista. Para mí es lo que sirve para erradicar el género y las diferencias y para que cada uno pueda actuar libremente desde donde sienta y donde quiera sin desigualdad. En cambio, el movimiento LGTB no tiene porqué ser feminista, no lleva necesariamente un pensamiento feminista detrás. Por esto siempre insistimos mucho en este tema en las formaciones y nos fijamos en que el feminismo no es lo que la gente quiere escuchar. A la gente le interesa oír que yo antes era una tía, que me estoy hormonando y ahora soy un tío y mira qué morbo y qué interesante. Y Berta que es una mujer cis no les interesa tanto, qué casualidad, cuando los dos hacemos el mismo discurso. Ella es bisexual y explica su propia vivencia respecto a la orientación sexual y la identidad de género femenina que recibe misoginia y machismo y esta parte no interesa tanto. Y el trabajo más importante es dar a entender que sin el feminismo ya podemos hacer equipo gays, lesbianas, bisexuales lo que tú quieras, que no tendremos libertad.

¿Qué opina sobre la Ley Trans?

Por el momento es un borrador y la verdad es que no lo estoy siguiendo muy de cerca porque me crea un poco de rechazo, de entrada. No sé hasta que punto es útil que la cuestión trans pase por la legislación y la política porque al final, aquí parece que estamos haciendo una guerra entre PSOE y Podemos, que se ha olvidado de lo que estamos hablando. Al mismo tiempo es que no sé hasta qué punto es útil lo que se está planteando para el colectivo trans, no sé si nos hace una gran servicio como colectivo el hecho de podernos cambiar el sexo en el DNI. Está muy bien que la gente pueda encontrar su identidad y pueda vivir en libertad, pero no sé si esto pasa por la legislación. Por tanto, no sé. Desde el colectivo hay mucha polarización que es lo peor que nos ha pasado en esta lucha. Ahora parece que todo el mundo debe firmar esta ley o que todo el mundo se ha de poner en comuy en contra. Y es como vamos a pensar un poco, vamos a plantearnos si esto funciona o no más allá de los intereses políticos y de Twitter. No tengo una visión clara, pero si creo que hace falta una visión crítica de las dos partes, evidentemente siempre priorizando, según mi opinión, los intereses reales de las personas trans , y también los intereses feministas.

Compartir el artículo

stats