Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Juan Manuel Fernández: «Escribir representa una ventana al exterior por la que poder respirar»

En el libro reúne los temas que más le apasionan: historia, misterio y espiritualidad

El escritor Juan Manuel Fernández, autor residente en Palma.

El escritor Juan Manuel Fernández, autor residente en Palma.

¿Qué le ha animado a escribir esta, su primera novela?

Por una parte, llevo desde la adolescencia escribiendo relatos cortos, poemas, cuentos… y me apetecía afrontar el reto de escribir una novela. Por otra, quería crear una obra que reuniera todas las temáticas que me apasionan y que no suelen encontrarse juntas en un mismo texto. Un libro, ante todo, que yo como lector quisiera leer y que pudiera aportar algo nuevo y original.

¿Qué busca en la literatura?

Para mí, la literatura juega tres papeles importantes. Para empezar, es una forma de vivir diversas y variadas experiencias. En una vida uno no puede experimentar la totalidad de lo que significa ser una persona pero a través de los libros puedes hacerte un mapa de las emociones y sentimientos globales de la Humanidad. Además, cuando te ves reflejado en una obra te das cuenta que ni estás sólo en este mundo ni eres tan raro. Como tercer punto, en la literatura busco la conjunción perfecta entre aprendizaje, conocimiento y entretenimiento.

El libro se publica en tiempos difíciles ¿Hasta qué punto le marcó la pandemia a la hora de levantar esta novela?

En esta novela, la verdad que poco. Cuando estalló la pandemia ya la tenía casi toda escrita y sólo me faltaba el trabajo de revisión y corrección. Cosa diferente ha sido el tema de la publicación. La crisis económica también ha afectado a las editoriales, en particular, y a la cultura, en general. A Romantic Ediciones, al que pertenece el sello Rara Avis, y a mí nos hubiera gustado organizar algunas presentaciones en librerías, firmas de libros, poder hacer un poco de promoción en vivo y en directo... Pero la pandemia no nos ha dejado y está siendo muy difícil publicitar la novela. Por eso agradezco a Diario de Mallorca la oportunidad que me da para dar a conocer El día que vuelva no me marcharé jamás. 

Lo que sí tengo claro es que la pandemia y, sobre todo, el confinamiento han demostrado que la gente necesita historias y ficción para aprender, entretenerse y/o evadirse. Ya sea en forma de libros, películas, series…

Dicen que escribir es un refugio, ¿usted lo concibe así?

Para mí el refugio son los pensamientos y la mente, pero muchas veces se convierten en un lugar peligroso. En la propia novela trato el tema de la ansiedad y lo que ella conlleva. Por experiencia propia sé que la mente puede transformarse en una celda cuya llave está en nuestro interior escondida. Muy escondida. Por este motivo, para mí escribir más que un refugio representa una ventana al exterior por la que poder respirar. Es una forma de liberación, una vía de escape. Representa la mejor forma que conozco de reordenamiento interno y de catarsis emocional. Me ayuda a conocerme y a exorcizarme.

¿Qué aborda en una novela como El día que vuelva no me marcharé jamás?

Como he dicho anteriormente, en la novela he querido reunir los temas que más me apasionan: historia, misterio, trascendencia, reencarnación, espiritualidad, trastornos psicológicos como la ansiedad, viajes astrales, terapia regresiva, experiencias cercanas a la muerte, sueños, drogas… Como ves son muchos asuntos para tratar en una sola obra pero quería abordar las múltiples experiencias del alma y formar un puzzle en diferentes épocas de la historia que se fueran uniendo hasta formar un dibujo.

No me interesa sólo entretener al lector, si no que busco su reflexión. Quiero que haga un viaje a través del tiempo y el espacio explorando el alma y el complicado mundo de los sentimientos y las emociones. Es una historia de amor, traición, amistad y redención. Un relato reflexivo que intenta huir de los manuales de autoayuda e intenta dotar a estos temas de narraciones intensas, relatos profundos y personajes complejos.

¿En qué épocas transcurre la acción?

En realidad, la novela transcurre en tres épocas y tres espacios diferentes: Barcelona en la época actual; Granada durante la Guerra Civil española: y el Imperio Romano en tiempos de Calígula. En cada momento histórico, los personajes viven experiencias que se entrelazan entre sí y explican muchos de los comportamientos de los protagonistas en el presente.

Si te soy sincero, escogí Barcelona porque allí pasé unos años maravillosos mientras me licenciaba en Historia y tenía ganas de rememorar algunos lugares y situaciones. En lo que respecta a Granada, se trata de la provincia de la que procede mi padre y desde pequeño he oído decenas de historias de él y de mi abuelo sobre la Guerra Civil. Sin duda, es uno de los períodos históricos que más me atraen, al igual que la Roma imperial.

¿Qué define a sus protagonistas?

Los personajes no dejan de ser personas como tú o como yo. Sergi y Silvia son una pareja en crisis; Pesi intenta animar a su amigo y mostrar una cara divertida; Laia hace lo propio con Silvia… Pero la pregunta es: ¿y si nuestra vida y la del círculo de personas más íntimo que nos rodea estuviera estrechamente ligada a través del tiempo de un modo que desconocemos? ¿Y si parte de nuestro carácter y de nuestros miedos, gustos e inclinaciones se debieran no sólo a las experiencias de nuestra vida actual, si no que provinieran de vidas pasadas? Estamos ante cuatro personajes unidos por algo más que el destino que deberán enfrentarse a sus miedos y procesos personales inconclusos para permitir el avance sus almas.

¿A qué miedos se enfrentan?

Cada personaje, cada ser humano, tiene sus propios miedos. Pero al final, todo se basa en buscar el equilibrio y la coherencia entre lo que piensas, dices y haces. Saber en esencia lo que sientes es el primer paso y para eso debes conocerte a ti mismo. Lo siguiente es tener el valor de seguir tus sentimientos y eso da miedo. Entran en juego la mente y su red llena de patrones inconscientes, creencias, valores sociales, educación… De aquí se derivan la ansiedad, la depresión y los miedos de los personajes: al compromiso, a enfrentarse a los progenitores, a reconocer las adicciones, a la inseguridad, a que te vean sin la máscara que te pones cada día…

¿Qué influencias reconoce a la hora de escribir?

Mi autor de referencia es, sin duda, David Mitchell y, en especial, su obra El Atlas de las Nubes. Adoro sus personajes redondos, profundos y con voz propia; sus tramas tan bien hiladas encajadas a la perfección; el calado de sus reflexiones… También estoy irremediablemente influenciado por mi escritor de novela histórica favorito: Santiago Posteguillo. Su combinación del rigor histórico, la delicadeza, la sucesión de las intrigas y su exploración de la psique humana me parecen sublimes. Tampoco puedo negar mi devoción por Javier Sierra y su talento a la hora de aunar historia, misterio y enseñanza.

¿Resulta muy complejo publicar un estreno en un campo tan poblado como el literario?

Cualquier campo de la cultura es complicado y está lleno de gente con talento que crea obras buenísimas. Es una lástima que sólo unos pocos puedan vivir de su arte y de su verdadera vocación. Y con las crisis que estamos viviendo en todos los ámbitos más difícil será en el futuro. Pero tengo esperanza porque este último año hemos visto como la sociedad demanda cultura. Otro asunto son las pocas ayudas y las trabas que existen en todo lo que tenga que ver con esta área. Por este motivo, no puedo más que dar las gracias a Romantic Ediciones por apostar por mi novela.

se puede conseguir tanto en papel como en ebook a través de la web de la editorial (https://romantic-ediciones.com), en cualquier librería bajo pedido y por Amazon.

«Escribir, representa 
una ventana  al exterior por  la que poder respirar»

«Escribir, representa una ventana al exterior por la que poder respirar»

Compartir el artículo

stats