El escritor Juan A. Rodríguez (Palma, 1973) publica Tiera de esperanza (editorial Caligrama), una novela histórica y costumbrista que habla sobre «la peste» de la hambruna irlandesa en el siglo XIX.

Rodríguez, que se estrenó en el campo de la novela con In nomine Dei y posteriormente publicó Prostibulum, ha estado cuatro años documentándose sobre la historia de Irlanda para escribir Tierra de esperanza, volumen que aborda una de las mayores desgracias de la historia de este país: la hambruna que en el siglo XIX mató a dos millones de personas y obligó a emigrar a otros dos millones más. El autor ha realizado un exhaustivo trabajo de investigación y documentación y se ha basado en las cartas originales que se intercambiaron el padre de la familia Hunt y sus dos hijos emigrados a Nueva York. La correspondencia fue inmortalizada en la canción Kilkelly, Ireland que el cantante Peter Jones compuso en 1981. «El hambre como una peste, la obligación de embarcarse en frágiles embarcaciones en las que miles de personas pierden la vida cada año, el tráfico ilegal e inhumano de personas, la incompetencia política ante la elevada mortalidad de un pueblo desesperado, etc. Son temas que tristemente aún hoy se dan y que siguen conmocionando a la opinión pública», afirma Juan A. Rodríguez.

La obra se adentra en grandes contextos históricos mundiales: los horrores de la Guerra de Secesión americana, la fiebre del oro en California, el sindicalismo, la vida en los barrios bajos de Nueva York y la rebeldía y el orgullo republicano. Pero es Irlanda, donde el autor ha viajado en varias ocasiones para la documentación, la que aparece como escenario desgranado a través de su gente y su cultura. La familia Hunt sirve para hablar de la llamada Isla Esmeralda, un país oprimido y condenado a morir de hambre.

«Este es un homenaje a todas aquellas personas que zarparon de su tierra natal hacia un mundo nuevo, atravesando océanos y continentes en busca de un ideal y una esperanza de vida», dice el escritor mallorquín. El texto da a conocer un periodo turbulento, con la acción de unos personajes que conquistan. Además, Juan A. Rodríguez traza la literatura unida a una pasión, la que siente por la música en general (ha sido locutor de radio de programas musicales en COPE y Cadena 100), y por la música celta en particular. «Así nace un libro costumbrista, conmovedor, que llega hasta lo más profundo de las emociones», escribe la editorial Caligrama en su hoja promocional.

Portada de ‘Tierra de esperanza’.

Portada de ‘Tierra de esperanza’.