Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En contra | Júlia Colom: «Hay indicios de que tengo más éxito en Cataluña que aquí»

«Escucharéis a menudo el nombre de Júlia Colom», (Valldemossa, 1997), es una de las frases frecuentes hoy en Cataluña. La licenciada en Canto por el Conservatori barcelonés prepara «sin fecha» su primer disco, tras el premio al documental que protagoniza la cantante en el festival In-Edit

Júlia Colom.

Júlia Colom.

Para que se haga cargo del tipo de entrevista: «¿Quiere transmitir una imagen de pureza?»

Me gustaría que mi imagen no surgiera de un propósito, sino que fuera un resultado. Me siento muy tranquila con lo que hago, que es lo que puedo y lo que me sale.

La citan más en Barcelona que en Mallorca.

Sí, veo que hay una tendencia. Por ejemplo, la película Sempre dijous ganó el In-Edit allí y aquí no tuvo tanta repercusión. Hay indicios de que tengo más éxito en Cataluña que en Mallorca.

¿Qué es Mallorca para usted?

Amor y frustración, casi casi a partes iguales.

Con 23 años, solo ha conocido la peor versión de Mallorca.

Sí, sé que las cosas empeoran a un ritmo frenético, y soy bastante consciente. También he podido escuchar lo que me contaban mis padres de cómo era, y reconstruir algunas cosas dentro de mi cabeza. Que no haya vivido la otra Mallorca no quiere decir que no me pese mucho la situación actual, la que he conocido siempre. No es normal lo que pasa en la isla, y no pienso normalizarlo.

¿Cómo es Valldemossa sin turistas?

Sin turistas, es lo que supuestamente es Valldemossa, pero se ha prostituido todo a un nivel que ya no sabemos si esto es lo que toca o no. Si es lo que era, o lo que debería ser. Ha sufrido un cambio heavy, mis padres sí pueden reconocer a la Valldemossa que tenemos desde marzo del año pasado.

No quiero ser el primero en no preguntarle por Maria del Mar Bonet.

La respeto mucho y la comparación es inevitable, pero no me interesa hacer lo que alguien ya ha hecho antes. Y hay consejos que ya no sirven, porque todo funciona hoy tan rápido en el mundo de la música que nadie sabe nada.

A Maria del Mar la distingue el compromiso.

Que ya no está tan explícito hoy en la narrativa de las canciones como entonces. Cada uno lleva su lucha, y la obsesión con las causas, causas, causas... ha de recordar que también tengo derecho a hablar de otras cosas.

¿La música tradicional mallorquina dará para una carrera?

Puede darlo perfectamente, la cuestión es si me planteo dedicar mi carrera entera a la canción tradicional mallorquina. Quizás me canse o desee probar otras cosas, pero cualquier folklore da para todas las vidas que hagan falta. Esta música se encuentra completamente viva dentro de mí, siempre tiene un riesgo.

Lo digo porque los catalanes también la quieren de nueva Silvia Pérez Cruz.

A esta mujer le queda una larga carrera, el lugar que ocupa es el suyo y ya está cubierto. Yo tengo que encontrar el que me corresponde.

¿Qué tema no se atreve todavía a cantar?

Perendenga de Madò Buades, que ganó el primer concurso de Canción Popular Española con esta música pobre y payesa. Este verano le pregunté por la pieza a la también poblera Antònia Mussola, y me replicó que «esta canción es sagrada y no ha de cantarla nadie más». Le respondí que entonces peligraba su futuro, y me señaló que «ya ha tenido todo su recorrido».

¿Educar la voz es pervertirla?

No, trabajo mi voz entre parámetros normales, y con años de clase sé muy bien qué se supone que debo hacer para que no me perjudique.

¿Qué ha buscado entonces con años de formación?

Dentro del entorno académico, la mayoría de cosas que he aprendido no son puramente musicales. Al final, la cuestión de la constancia o de pasar a menudo por el tubo es una vía al conocimiento, que he practicado mucho allá dentro.

¿Qué música va a escuchar ahora mismo?

Últimamente escucho Men I Trust y las bandas sonoras de John Williams, un poco de todo.

La próxima vez que nos encontremos ya tendrá gabinete de prensa y asistentes.

No sé qué decirte, eso querrá decir que se ha acabado el confinamiento y que genero ingresos para poner a tanta gente. Si ocurre, será una buena noticia para mí.

¿Cree que su proyección la cambiará?

Hay algo que nace dentro de mí que me hace sentir que todo esto vale la pena, pero no sé cómo se traducirá en la realidad. Intento mentalizarme para cualquier cosa, un trabajazo psicológico, pero creo que es lo que me ha de pasar, no sé en qué grado. Cuando saque el disco, pasará algo distinto de lo que ha sucedido hasta ahora.

Compartir el artículo

stats