Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pau Waelder: «Hay miedo a coleccionar arte digital»

El crítico y comisario mallorquín publica una guía sobre cómo convertirse en coleccionista de arte poniendo el énfasis en el entorno de internet

Pau Waelder: «Hay miedo a coleccionar 
arte digital»

Pau Waelder: «Hay miedo a coleccionar arte digital»

Paul Waelder está especializado en arte digital y en el coleccionismo que gira en torno a él. Para arrojar un poco de luz a la cuestión y «animar a la gente a que coleccione arte, incluso no teniendo dinero», acaba de publicar el volumen You Can Be A Wealthy/Cash-Strapped Art Collector In The Digital Age, que en el fondo son dos libros (con sendas portadas) en uno y que funcionan como guías para moverse por dicho entorno.

En la primera parte, Waelder explica los pasos que hay que dar para hacerse coleccionista a partir de las herramientas digitales que ofrece el ordenador. «Es decir, cómo comprar a través de plataformas, qué revistas, publicaciones o blogs puede leer uno para aprender sobre arte contemporáneo, etc.», comenta. «Luego, la otra parte está más centrada ya en el arte digital; es decir, qué pasa cuando uno colecciona un software que está en un ordenador».

Para el también investigador, «hay mucho miedo a coleccionar arte digital. Porque hay una preocupación sobre cuánto puede durar esa obra, si se tiene que saber de informática para mantenerla, etc. Son obras que tienen una serie de consideraciones que a veces a los coleccionistas se les hace cuesta arriba», explica el autor del libro, que en Palma puede encontrarse únicamente en la librería Come In y en la tienda de Es Baluard.

Frente a estas preocupaciones, el crítico y comisario ofrece una serie de pautas y consejos. «Por ejemplo, cuando se adquiere una obra que tiene una cámara que registra y hay un tema de derechos como el de intimidad o imagen, hay que preguntar si estas piezas guardan en alguna memoria esos registros. Si es así, dónde se guarda eso y si se puede acceder o eliminar», explica. «Son cosas que deben estar estipuladas en el contrato de compra de la pieza».

Por otra parte, el arte digital «al ser una máquina hay que entender cómo está fabricada. El artista Rafael Lozano-Hemmer dice que tener una obra digital es como tener un coche. Porque en ella hay mecánica y precisa de un mantenimiento», cuenta.

Las portadas de la publicación del crítico de arte.

En la publicación, Waelder no pierde la ocasión para adentrar al lector en dos tecnologías que están en boga. «La Inteligencia Artificial y el Blockchain. Esta última se usa mucho para hacer registros de obras de arte. Hay plataformas a través de las cuales tú puedes comprar un cinco por ciento de una obra de Andy Warhol durante varios años a través de Blockchain», comenta.

Waelder contesta afirmativamente con este libro a la pregunta de si es posible ser coleccionista low cost en la era digital. «La gente cree que para ser coleccionista has de tener mucho dinero, pero ahora hay maneras de ser coleccionista sin dinero», sostiene. «Se pueden comprar obras que son ediciones múltiples. Y también lo que se conoce como ediciones digitales. Hay plataformas, como Sedition Art, donde hay obras digitales de Hirst por 20 euros, obras a las que puedes acceder desde tu dispositivo o pantalla y que a veces te puedes descargar», explica. «He dicho Hirst, pero hay cosas muy experimentales y críticas en el entorno digital que un coleccionista tradicional no compraría», considera. Otra opción para los coleccionistas low cost, añade Waelder, son los videojuegos artísticos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats