Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crítica de música | Ceci n'est pas un concert classique

Ara Malikian presenta en el Trui Teatre su esperado disco 'Petit Garage'

Ara Malikian presenta en el Trui Teatre su esperado disco 'Petit Garage'

Realmente las propuestas musicales en directo de Ara Malikian no son, en absoluto, conciertos al uso. Son espectáculos en los que suenan versiones personales y heterodoxas de algunas partituras del repertorio de conciertos junto a otras obras propias o del repertorio tradicional. No porque el artista toque el violín debemos pensar que se mueve dentro de los parámetros clásicos.

Malikian es un comunicador. Y lo sabe. Tiene un público entregado que le sigue, le aplaude y le ríe los guionizados monólogos que, en plan Club de la comedia, ofrece entre pieza y pieza, llegando a ocupar, la palabra, casi el mismo tiempo que la interpretación. Malikian nos cuenta su historia, llena de anécdotas, seguramente exageradas (o no, tanto da), de forma simpática con sentido del humor y con más o menos gracia. Con él conocemos sus inicios y sus pinitos junto a orquestas en Inglaterra o Madrid, sabemos de su infancia libanesa y de su exilio europeo, sabemos…

Pero por otra parte Malikian es un buen intérprete de violín, exagerado en gestos, que le llevan a saltar sobre el escenario o a adoptar posturas nada convencionales, pero lo hace bien, con convencimiento y, lo que es más importante, sentimiento. Aunque se nos hace difícil imaginarlo junto a un pianista (Iván Melón le acompañó en Palma) o al lado de una orquesta tocando una sonata de Beethoven o un concierto de Mozart; pero claro, esa no es su intención. Malikian ha encontrado un filón en esa porción de público que nunca iría a escuchar a Bach o a Brahms, pero que disfruta con un irreconocible tema de Dvorak, un recompuesto vals de Tchaikovsky o una canción con aires de música klezmer tocadas por su divo. Un público numeroso entre el que habrá personas convencidas, equivocadamente, de haber asistido a un concierto de música clásica. Pero no, la propuesta de Malikian es válida, faltaría más, pero está más próxima al show bussiness y al espectáculo que al recital.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats