Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Margalida Vinyes: «Quiero una recompensa moral por haberse apropiado de mi dibujo»

La autora de la reconocida ilustración del 8-M se plantea denunciar a la empresa de Barcelona que la utilizó sin permiso para hacerse publicidad

Margalida Vinyes: «Quiero una recompensa moral por haberse apropiado de mi dibujo»

La superheroína del 8-M que transforma su delantal en capa vuela sin permiso en el balcón de una empresa que hace más de un año se apropió de la conocida ilustración de Margalida Vinyes. Cuando la dibujante mallorquina se enteró, se puso en contacto con ellos, la consultoría de Barcelona Ingeniería Social, y les reclamó que firmasen la imagen y pagasen los derechos de autor, ya que la usaban para hacerse publicidad. Como lo único que ha logrado son largas, trucos y mentiras, Vinyes se ha hartado y, tras contar su caso estos días en las redes sociales, se plantea acudir a los tribunales. «Quiero una recompensa moral, ahora el importe económico es secundario, ya que me siento mal, ninguneada, como una simple hormiguita que trabaja mucho para sobrevivir y la pisotean de cualquier manera».

Otros ilustradores se han visto reflejados en su situación y le han dado «muestras de apoyo y hasta ayuda para pagar los costes de ir a juicio». La perjudicada no desea «tener que llegar al extremo de pedir dinero», aunque la animan a que siga adelante para que el problema «gane visibilidad». Tal como lamenta Margalida Vinyes, «sucede a menudo. Muchos se creen que, al estar en internet, una imagen es propiedad de todos, por lo que la cogen, eliminan la firma y, por supuesto, no pagan derechos de autor».

La ilustración del 8-m que se hizo viral hace dos años Cuatro pasos para convertir un delantal en una capa de superheroína y dar la vuelta al mundo. La ilustración que Margalida Vinyes dibujó para el 8-M de 2018 se hizo viral en las redes sociales y ha sido usada en diversas causas.

La ilustración que realizó en 2018 para el Día Internacional de la Mujer, titulada Dale la vuelta, tenía como objetivo «que fuera compartida en redes sociales» y cederla «con mucho gusto a todas y todos los particulares y asociaciones sin ánimo de lucro» que se la pidieron y mencionaron quién era la autora, como relata en su denuncia. Incluso llegó a ser un icono en Argentina, esta vez con la capa verde, para las defensoras de la legalización del aborto. Sin embargo, «una empresa que saca provecho de la imagen para su propia publicidad y que, encima, se dedica a inculcar valores éticos a otras empresas, debería pagar lo que corresponde al autor y no ser tan hipócrita», resalta. Y añade que «si hubiese ocurrido con la mercería Paquita», por ejemplo, no le hubiera importado tanto. Además, «casi todos los clientes de esa empresa son organismos públicos de la Generalitat», según remata muy disgustada.

La ilustradora Margalida Vinyes.

La ilustradora Margalida Vinyes.

Ha tardado en denunciarlo «para no alimentar el mal rollo», pero cada vez se sentía peor, por lo que ahora quiere que se sepa que sigue sin recibir el dinero y no han retirado la banderola con su ilustración, pese a que lo exigió por burofax. «Juegan con el hecho de que soy una simple dibujante autónoma», dice quien dio alas con su capa a las superheroínas de todo el mundo. Cuatro pasos para convertir un delantal en una capa de superheroína y dar la vuelta al mundo.

Compartir el artículo

stats