Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Toni Monserrat, un viaje musical de San Francisco a Nueva York

Su nuevo trabajo discográfico se llama ‘TransAm’ y reúne diez canciones escritas en un Cadillac del 73, durante una aventura de seis semanas

El nuevo disco de Toni Monserrat se forjó de costa a costa de Estados Unidos

El nuevo disco de Toni Monserrat se forjó de costa a costa de Estados Unidos G. Bosch

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

El nuevo disco de Toni Monserrat se forjó de costa a costa de Estados Unidos Gabi Rodas

Toni Monserrat, figura clave del rock made in Mallorca, se dio a conocer en los primeros 90 con el tema Al sur de la carretera de Manacor, al frente de su grupo de entonces, Murder in the Barn. Tres décadas después, el asfalto sigue presente en su cancionero, como demuestra su próximo trabajo, TransAm, gestado en un Cadillac durante un viaje de seis semanas de costa a costa de Estados Unidos, de San Francisco a Nueva York. Su lanzamiento está previsto para 2021, en formato vinilo, al igual que la reedición de su anterior álbum, 38 Bucks, publicado una década atrás.

Profesor de secundaria y de literatura americana, Monserrat residió y ejerció de docente en Nuevo México durante años. Sobra decir que conoce el idioma, la música y la idiosincracia del país americano, del que regresó hace un tiempo a su isla natal junto a su esposa americana-holandesa. En 2015, deseoso de darse un autohomenaje por su 50 aniversario, hizo las maletas y con algo más de 38 pavos viajó hasta California, con el objetivo de cruzar Estados Unidos de costa a costa.

Necesitaba un medio de transporte, y optó por un Cadillac Delville del 73 que adquirió por mil dólares, con algunas dudas de hasta dónde podría llegar esa reliquia. La máquina aguantó y Monserrat fue visitando amigos, profesores conocidos, colegas y familiares. También aprovechó para conocer el Coutry Music Hall of Fame o la Third Man Records de Nashville (la discográfica fundada por Jack White), ver jugar al mismísimo Kobe Bryant durante un partido entre los Lakers y los Spurs, ofrecer algunas actuaciones (en Oklahoma y Brookyln) y reunirse con dos músicos a los que admira: el cantautor country Jason Ringenberg y Tim Easton, conocido en Mallorca gracias a la promotora Pecan Pie de Joan Andreu, abanderado del género americana.

Durante su odisea se encontró con unos Estados Unidos diferentes. «El país estaba cambiado, no era el mismo que yo conocía. No me sorprendió que alguien como Donald Trump estuviera arriba», reconoce. Así que empezó a escribir, a reflexionar, sobre la inmigración, la ecología y otros temas actuales. Surgieron cerca de 40 canciones y a su regreso a Mallorca grabó quince de ellas. Poco amigo de la rutina de los estudios, prefirió alquilar uno y llamó a Xisco Albéniz (La Búsqueda), quien con su estudio móvil se instaló en casa de Monserrat, entre Campos y Santanyí. «Me gusta la filosofía musical de Xisco, quien tiene muy en cuenta las sensaciones, no tanto la técnica», apunta.

Con la ayuda de «cuatro aparatos» que le prestó Albéniz, Monserrat siguió grabando, «con mucha calma», guitarras acústicas, eléctricas y también a algún invitado, caso de Joe Harvey-Whyte, un maestro con la pedal steel. El resultado final responde al nombre de TransAm y consta de diez canciones, orgánicas, con una fuerte presencia de las Telecaster, con el hammond de Jaume Amengual, y con algunos cajones y una mandolina ejecutada por Toni Pastor. También cantan sus dos hijas, Anna y Megan, y tocan el bajista Felip Sánchez, su fiel escudero Simó Vall (de su etapa en Murder in the Barn), y Tim Easton, quien le devolvió el detalle de su visita a Estados Unidos con una brillante colaboración.

De la mezcla y masterización se ha ocupado otro «grande», el reputado ingeniero de sonido holandés Hay Zeelen. «Su primer trabajo en la isla lo hizo con un disco mío y conmigo también hace el último, porque ha vendido su estudio», apunta.

Compartir el artículo

stats