El bajista noruego Jorn Joensen, muy querido en la escena mallorquina, ha fallecido víctima de una grave enfermedad contra la que luchaba desde hacía años.

Joensen era integrante del grupo Lonely Will, banda que conjugaba el rock y el folk, y en la que también militan Guillem Sala (guitarra y voz), Steven Palmer (batería y coros) y Ramiro Hernández (guitarra solista).

Anteriormente tocó con la banda del cantante, guitarrista y compositor estadounidense Jay Kaye, fallecido en 2015. Con el músico de Missouri, con quien mantuvo una gran amistad, brindó grandes noches de blues y rock en el Bluesville, el histórico local de Palma, ya desaparecido. Jay Kaye solía presentarlo como 'Tyger Johnson', apodo por el que muchos le conocían.

La Movida (Palma) y Cas Music, en Santa Maria, donde era habitual verle en sus jams, fueron otros locales que aplaudieron sus conciertos.

Joensen vivía desde hace muchos años en Mallorca. Combinaba su oficio como músico con un empleo en una naviera. En la isla se casó con una mexicana, con la que tuvo un hijo.

“Era buen músico, increíble persona y un gran luchador, siempre con una sonrisa auténtica y generosa”, ha señalado el músico Víctor Uris. Las redes se han llenado de muestras de cariño hacia Joensen, con sentidos mensajes que firman, entre muchos otros, Marta Elka, Miquel Marqués, Jaume Compte o Norbert Fimpel.