El Consell de Govern, a propuesta de la conselleria de Cultura, aprobó ayer otorgar una subvención de 500.000 euros al Ayuntamiento de Montuïri para financiar el proyecto Son Fornés, centro de investigación y documentación del patrimonio arqueológico. El importe proviene de los fondos del Impost de Turisme Sostebible y, en conreto, del Pla Anual de 2017.

Este importe irá destinado a la rehabilitación de las casas de possessió de Son Fornés, situadas muy cerca del yacimiento arqueológico que lleva el mismo nombre.