Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Actriz

Clara Ingold: "Esta profesión es un constante ‘búscate la vida"

La artista palmesana estrena ‘Peajes’ el próximo martes día 10 en el Teatre Sans de Ciutat

La actriz mallorquina Clara Ingold posa para este diario en el barrio de Canamunt de Palma.

P. ¿Cómo surge la obra Peajes?

R. Quería hacer una pieza yo sola porque siempre trabajo con otra gente. Tenía muchas ganas de ver qué salía de mí. Quería ver si era capaz de poner algo en escena. También porque tenía ganas de hacer música y combinarlo con un monólogo. Soy una persona muy autoexigente y ha sido un proceso complejo. Por eso la pieza tiene un subtítulo que pone: En mi puta vida vuelvo a hacer un show sola. Cuando trabajas sola te das cuenta del gran trabajo que hacen tus compañeros y de lo importantes que son.

P. ¿Dónde se siente más cómoda?

R. Lo que mejor me hace sentir y menos nerviosa me pone es la música. Mucha gente no conoce esa faceta mía porque me han encontrado hace poco, y desde hace tres años esa faceta la tengo aparcada. Me da mucha libertad. En Peajes, el repertorio musical es todo mío y bebe de mi manera de pensar. Siempre he sido muy autodidacta. Tenía muchas ganas de probar qué tipo de música me salía y poder mezclarlo con mis otros universos.

P. Como actriz, ¿cómo vive esta situación?

R. Todo es una montaña rusa. No me puedo quejar. El hecho de no tener tanto trabajo me ha permitido hacer esta pieza. Hacía muchos años que la tenía en mente pero no encontraba el tiempo necesario para escribirla. También me ha ayudado la residencia que conseguí en el Teatre Sans, en un convenio con el Teatre Principal, porque me han cedido el espacio y he podido trabajar allí. Me he ido reinventando mucho. Cuando acabé la carrera de Arte Dramático ya estábamos en plena crisis, así que conocí esta profesión en un constante «búscate la vida».

P. La hemos podido ver muy activa en redes. ¿Qué le aporta esta nueva narrativa?

R. Hago piezas muy cortas y efímeras. Lo disfruto mucho, sobre todo la edición. Económicamente no me aporta nada . La gente se cree que por tener seguidores ya te dan dinero. Lo que sí que me aporta es visibilidad y alcance para llegar a más gente y que me conozcan. Como un laboratorio de ideas. Voy probando ideas dentro del humor. Además, el hecho de que más gente me conozca ha hecho que me surjan proyectos interesantes, como mi nueva campaña para el Servei d’Emergències 112.

P. Todas las entradas vendidas en plena pandemia. ¿Cómo vive eso?

R. Sí, el aforo es reducido pero hemos vendido todo. Estoy muy contenta porque, dentro de lo que cabe, es todo un éxito. No tenía ni idea de cómo reaccionaría la gente. Mucha gente mayor conocida me dijo que no podrían venir porque tenían miedo de contagiarse. A pesar de ello, la acogida que está teniendo ha sido un respiro enorme.

Compartir el artículo

stats