Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aina Bestard homenajea a los ilustradores científicos

Ha contado con la colaboración del Museu d’Història Natural de Barcelona

Aina Bestard homenajea a los ilustradores científicos

Aina Bestard homenajea a los ilustradores científicos

Tras el gran éxito que cosecharon sus libros Què s’amaga dins el bosc? i Què s’amaga dins el mar?, Aina Bestard cambia de registro. La ilustradora mallorquina acaba de publicar Paisatges perduts de la Terra, una historia del planeta desde el Big Bang hasta la aparición de los primeros homínidos. «Lo que me planteaba era reproducir paisajes que jamás habíamos visto pero que sabemos que han existido y nos han precedido», explica la artista de Pina.

Para adentrarse en ese imaginario natural, Bestard investigó en la ilustración científica del siglo XVIII. «Me documenté a partir de los grabados naturalistas de Ernst Haeckel o de los de Piranesi», detalla. «La ilustración divulgativa fue muy importante para la difusión del conocimiento en el Siglo de las Luces y en parte me he inspirado en este espíritu para elaborar este libro», confiesa, un volumen editado por Zahorí y que ha visto la luz en seis idiomas: catalán, castellano, inglés, italiano, francés y polaco.

Aina Bestard homenajea a los ilustradores científicos.

Aina Bestard homenajea a los ilustradores científicos.

Además de esta base naturalista y científica, la mallorquina relata que también se ha permitido licencias artísticas a nivel de composición. En su trabajo, emplea las capas de papel vegetal para producir en el lector la sensación de ir adentrándose en el paisaje.

Con el fin de mantener el rigor, el libro parte del guión de la exposición Biografia del planeta, del Museu d’Història Natural de Barcelona. «Hemos contado con el asesoramiento de los científicos de esta institución y los dibujos están certificados por sus paleontólogos». Bestard cuenta la anécdota de que dibujó un dinosaurio con un cuello muy largo y retorcido, y uno de los investigadores del museo le advirtió de que esa anatomía sí se aceptaba hacía un siglo, pero que las evidencias científicas más recientes la descartaban.

En todo este gran reto de dibujar panorámicas de paisajes prehistóricos que jamás hemos visto o fotografiado, la mallorquina señala uno que le costó especialmente ilustrar. «Era un bosque en el periodo del Carbonífero, una etapa en la que los árboles eran muy altos y grandes. Me llevó muchas horas», se sincera.

Echar la vista atrás, «pensar y trabajar sobre cosas que sucedieron hace 40.000 años, te hace tomar conciencia de que los humanos estamos de paso y que somos la única especie que se está destruyendo a sí misma. No me gustar dar mensajes morales, pero creo que hemos de conocer mejor el planeta en que vivimos», concluye.

Aina Bestard homenajea a los ilustradores científicos.

Aina Bestard homenajea a los ilustradores científicos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats