Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rubén David Morodo: “Ya no soy ese Morodo descontrolado”

“La manera de luchar ya no es la de un adolescente que está contra el sistema porque es el sistema. Ahora está razonado”

Morodo durante su actuación en el Pirata Rock 2019.

Morodo durante su actuación en el Pirata Rock 2019.

El Mallorca Live va a ser testigo del regreso al directo de Morodo. El músico madrileño recala mañana a las 22:00 horas en el antiguo Aquapark de Calvià con muchas ganas de subir de nuevo al escenario: “Va a ser un compendio de emociones. Vamos a actuar por primera vez este año y a estrenar en directo canciones del nuevo disco, Luz. Tenemos muchas ganas y en este momento somos nuestros mayores fans”, explicó Morodo a este periódico. Después de la cancelación de su gira debido a la pandemia y de que haya visto caer multitud de festivales, el intérprete y autor confesó que “todo ha sido bastante tedioso, la verdad”. Sin embargo, no teme que las nuevas medidas de seguridad sanitaria y la distancia social rebajen el disfrute del concierto tanto por parte de los músicos como del público: “No va a ser un problema. La música habla por sí sola. Se trata de poder compartir, de que haya un intercambio de sensaciones y emociones. He hablado con los organizadores y el festival está montado de forma increíble y no va a haber problema”, destacó Morodo. Aunque el músico llega con ganas de presentar sus nuevas composiciones, éstas no quitarán espacio a sus canciones más icónicas: “Hay temas que si no los toco me matan, habrá un poco de todo, de lo más representativo para mí y de las más personales”. Sin dejar de lado su apuesta estética y expresiva, el reggae y el hip hop, Morodo ha firmado con Luz su trabajo más maduro: “Lo es al menos desde mi percepción. He rescatado muchos pensamientos y conversaciones conmigo mismo para convertirlos en canción. Sigue habiendo rebeldía, pero es un álbum muy introspectivo y personal. Sigo siendo combativo e inconformista, pero ya no soy ese Morodo descontrolado”. El músico no reniega de esa rebeldía juvenil, pero matiza que “se ha elevado a otra forma de entender”. El músico expone que sin haber cambiado su esencia “todo está más asentado, la manera de luchar ya no es la de un adolescente que está contra el sistema porque es el sistema. Ahora está razonado. Tienes que centrarte en lo que tienes que combatir”, reflexiona. En este sentido señala que se centra sobre todo “en el pensamiento libre, en no estar condicionados ni alienados. El arte tiene que dar voz a la realidad, los músicos tenemos esa responsabilidad”, concluye.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats