Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Joan Miquel Oliver: “Los promotores han salvado a la cultura, los políticos solo han puesto trabas”

El próximo sábado, 19 de septiembre, Joan Miquel Oliver subirá al escenario del Mallorca Live Festival, en Calvià, a partir de las 22 horas

El músico mallorquín Joan Miquel Oliver.

Músico. El verano del músico mallorquín ha sido especial, dado que se ha reencontrado con su público en numerosos conciertos. No obstante, no tiene pelos en la lengua a la hora de decir que la mayoría de las instituciones políticas han abandonado al sector a su suerte en estos tiempos tan difíciles para todos. El público y los promotores de los conciertos han sido claves para activar el circuito y la escena después del encierro

P Antes de preguntarle por el concierto del sábado, hablemos sobre algo que tiene pendiente: su disco dodecafónico. ¿Cuándo podremos escucharlo?

R Ya tendría que haber salido pero con todo lo de la pandemia decidimos posponer su publicación. No obstante, no queda mucho, saldrá el mes que viene. Es un disco, aunque suene fatal decirlo, para escuchar. No es algo fácil. Tiene valor a nivel de propuesta nueva, tiene una estética muy alternativa y es para hacer una escucha activa, en contra del popurrí de Spotify. En principio no es un disco para hacer directos, pero esto depende un poco del público y de la acogida. Este proyecto lo he hecho porque a mí me apetecía. 

P Durante el verano ha hecho bastantes conciertos. El sábado es el turno de Calvià en el marco del Mallorca Live. ¿Cómo ha sido volver a los escenarios?

R Está yendo todo muy bien, sobre todo gracias al esfuerzo de los promotores, que han tenido que inventar e improvisar estructuras y fórmulas para poder ofrecer música. Las instituciones solo imponían normas y restricciones, pero nada de soluciones. El trabajo de los promotores ha sido admirable, y los músicos estamos muy agradecidos. 

P Y el público está cumpliendo. 

R También. Al público también tenemos que darle las gracias por asistir a los conciertos. Se echaba de menos el ambiente. La gente estaba muy aburrida en su casa, y no es lo mismo ver un tío en su sofá cantando en Instagram, que puede ser un entretenimiento para algunos días, que ver a una actuación en directo. Es triste. 

P ¿La cultura es segura?

R Más que ninguna otra cosa. Las entradas las compras por grupos, tienen tu DNI, número de teléfono, las mesas y sillas están muy separadas. No pasa así en los bares. A la cultura se le han exigido unas medidas muy severas de manera injusta si lo comparamos con otros gremios. Estoy muy enfadado. Yo solo pido que me dejen hacer mi trabajo como a los otros profesionales. Uno tiene un bar, otro un taller de coches, otros son profesores y yo tengo un grupo y quiero tocar. Es escandaloso. 

P ¿Qué canciones no pueden faltar en el repertorio de Joan Miquel Oliver?

R Tengo tendencia a tirar por hacer lo que me apetece. Si hiciera conciertos con las 15 canciones que escribí hace 20 años no tendría sentido, ni para mí ni para el público, y por eso voy cambiando. Pero bueno, es cierto que no falta Hansel y Gretel, Final feliç o Rumba del temps, por ejemplo. 

P Hace unos días se cumplieron seis meses de la declaración del estado de alarma. ¿Qué hizo durante el confinamiento?

R Los primeros días me quedé flipado, no hice nada, estuve sentado sin hacer absolutamente nada más que flipar. Cuando por fin entendí que pasaba, empecé a tocar la guitarra, a escribir… A hacer cosas que quizás no haces normalmente. 

P ¿Qué fue la cosa más loca que le pasó por la cabeza?

R Pensé bastante qué pasaría si no nos dejaran volver a salir nunca más. 

Se nos han exigido unas medidas muy severas en comparación a otros gremios

decoration

P ¿Qué música le acompañó durante el encierro? 

R Jazz. Nunca me había acercado tanto a esta música, la veía como muy alejada, muy de Estados Unidos y como muy concreta. Pero vi algunos documentales y he estado escuchando mucho a John Coltrane y Miles Davis. Además, los documentales me ayudaron a contextualizar y entender más este género musical.  

P La gente del mundo de la cultura habla mucho sobre su desprotección a nivel laboral. ¿Qué políticas harían falta para mejorar esta situación?

R A veces incluso bastaría con que nos consideraran profesionales del sector. Basta de pensar que la cultura es algo espiritual, no esencial; basta de verla como algo que funciona solo. Hay que exigir que nos traten como trabajadores. La cultura no la han salvado los políticos, sino los promotores. Los políticos solo han puesto trabas. Se han estado suspendiendo, en Mallorca y también en Cataluña, multitud de conciertos y fiestas mayores porque los políticos de turno no querían tener sobre sus espaldas un brote de covid-19. Esto tiene unas consecuencias nefastas. 

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats