Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Ricky Merino: "El artista no sería nada sin el equipo que tiene detrás, porque sin él la música no sería posible"

El mallorquín, que habla en primicia de su nueva canción, ve con preocupación la situación de los músicos

El cantante Ricky Merino, esta semana, en el Portitxol.

El cantante Ricky Merino, esta semana, en el Portitxol. g. bosch

La humildad, dicen, es fundamental para llegar al éxito. Saber de dónde vienes para saber a dónde vas. Ricky Merino (Palma, 1986) lo tiene claro: hay que acordarse de los que están detrás y hacen posible la música.

P Saca canción en unas semanas. ¿Qué puede avanzar?

R El tema significa un antes y un después porque cambio mucho de estilo y me voy a un sonido más electrónico. Es una versión de la mítica canción de los ochenta Smalltown Boy, de Bronski Beat. El hook se ha versionado mucho, pero nadie ha versionado la canción original. Me gusta porque en esa época fue una canción para el colectivo LGTBI. Hablaba de un chico que tenía que dejar su pueblo porque la familia le repudiaba por ser homosexual. En ese momento se convirtió en un himno y la gente la ha olvidado un poco. Es la primera vez que hago una versión de un tema que no es mío.

P ¿Por qué este tema?

R Llevo tres años buscando mi estilo musical y mi identidad, y creo que la he perdido buscando sonidos que no se identificaban conmigo. Con esta canción vuelvo a ser más fiel a mí mismo porque era el tipo de música que escuchaba cuando era adolescente. Un pop más british. En el confinamiento he redescubierto muchas canciones. Volví a escuchar esta canción, me volví a enamorar y, mirando la historia que había detrás, decidí versionarla.

P ¿Cómo le proponen ser el presentador de ¡A cantar!

R Fue todo muy marciano. Mi representante me dijo que teníamos una reunión con una productora, pero no nos querían decir para quién era. Nos hicieron firmar un contrato de confidencialidad antes de entrar. Allí me enteré de que era Netflix y me contaron lo poco que sabían hasta el momento. Buscaban un perfil muy concreto: un presentador joven, dinámico y cantante. Ha sido una experiencia maravillosa.

P Fue músico de hotel. ¿Cómo viven, tanto usted como sus antiguos compañeros, la situación actual?

R La situación es desastrosa. Muchos músicos obtienen gran parte de sus ingresos en negro, no porque ellos quieran, sino obligados porque muchas empresas lo hacen así. El problema viene cuando quieres pedir una prestación por desempleo, por ejemplo, y no te da. En ese momento no te queda más opción que cogerlo, y ahora es cuando sufren las consecuencias de ese modelo. No solo se han quedado sin trabajo: se han quedado sin opción a las ayudas. La temporada empezaba en febrero o marzo hasta octubre, y esto ha aparecido en la peor ocasión. Muchos bolos se están cayendo por el miedo, pero yo creo que el sector artístico es de los más seguros que hay.

P Se focaliza la atención en el artista grande y no en el equipo que tiene detrás.

R Exacto. El músico grande que se queda sin gira puede sobrevivir porque obtiene ingresos de otros lados, pero el pequeño no. Los que están detrás del artista y hacen posible su trabajo están en una situación crítica. Son los que hacen posible la música. El artista no sería nada sin ellos. Tengo amigos músicos que están haciendo conciertos y no están ganando, pero lo hacen para poder seguir pagando los sueldos de su equipo y que sigan teniendo ingresos. Los cachés han bajado, como era de esperar.

P ¿Internet ha democratizado la música?

R Sí, totalmente. Ahora la gente es autodidacta. Los jóvenes están más preparados. Si comparas las primeras y las últimas ediciones de OT te das cuenta de ello. La preparación es muchísimo mayor. La gran mayoría sabe cantar en público y enfrentarse al directo porque han crecido cantando delante de una cámara y subiendo sus canciones a Internet, lidiando con las críticas y los elogios. Son más libres.

P ¿Hasta qué punto se puede ser libre en una discográfica?

R En mi caso, yo soy muy libre. La visión del artista manejado por la discográfica creo que es algo del pasado. El artista de ahora lo tiene todo más claro y está más preparado, por lo que es más complicado manipularle. Tenemos mucha libertad para proponer. Luego ellos te dicen si se puede o no, pero puedes proponer. Obviamente no todo vale, pero la libertad es alta. Además, una discográfica te da muchas posibilidades que no tendrías si fueras por libre.

P Visto en perspectiva. ¿Cómo ve su paso por Operación Triunfo?

R Fue el momento más importante de mi vida como artista. Me ha permitido tener una estabilidad que no tenía y poder tocar algunas puertas que antes no podía. Ha sido mi gran golpe suerte.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats