DTO ANUAL 25,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Amalgama

La generación posmilénica

"Ahora tenemos a la generación posmilenial o Z, que se ha enfrentado a dos grandes crisis económicas"

Neil Howe y Bill Strauss, autores de la teoría generacional de Strauss-Howe, en 2001.

Neil Howe y Bill Strauss, autores de la teoría generacional de Strauss-Howe, en 2001. the washington times

Neil Howe y William Strauss, historiadores y sociólogos, fueron autores de un estudio que impactó en la elite política norteamericana de principios del siglo XXI, desde el izquierdista Al Gore hasta el conservador Steve Bannon. Se denomina la teoría generacional de Strauss-Howe. En 1991 escribieron Generations, en 1997 The Fourth Turning, y en 2000 Millennials Rising, de donde el nombre de Generación Millennial para los nacidos después de 1982. Howe y Strauss advirtieron, con su tesis, a partir de datos históricos, desde 1584, de EEUU, que cada ciclo de cuatro cambios generacionales, que dura aproximadamente entre 80 y 90 años, se produce una gran crisis.

En una reciente entrevista a Neil Howe en la BBC ( Ángel Bermúdez, junio 2020), dice el historiador: "La historia, no solo en EEUU, sino también en muchas otras partes del mundo está impulsada por un ciclo de generaciones que se repite. Es casi como las estaciones del año. Cada período dura aproximadamente una generación, unos 20, 22 o 23 años más o menos".

"Cada cuatro de estos periodos -lo que llamamos el Cuarto Giro- se produce aproximadamente entre 80 y 90 años después del comienzo de los primeros tres. Eso realmente se alinea muy bien con las grandes crisis cívicas recurrentes en la historia de Estados Unidos: la Revolución Gloriosa, la Revolución Estadounidense, la Guerra Civil, la Segunda Guerra Mundial y la Gran Depresión". Más concisamente, la teoría generacional de Howe-Strauss plantea, en The Fourth Turning, un Primer Giro, el de la Generación Silenciosa, nacidos entre 1925 y 1942. Un Segundo Giro, el de la Generación de los Baby Boomers, nacidos entre 1943 y 1960. Un Tercer Giro, el de la Generación X, nacidos entre 1961 y 1981. Y un Cuarto Giro, el de la Generación Millennial, nacidos entre 1982 y 2004. Howe dice que el Primer Giro se puede parecer a la primavera, una era post-crisis como la que ocurrió en EEUU de los años 40 a los 60, con sentido de progreso nacional y cultura mayoritaria.

El Segundo Giro es como el verano, una especie de despertar, llevado por la generación que nació después de la crisis, redescubridora de lo individual y la pasión, como en los años 60 y 70. El Tercer Giro es ya un otoño, un despertar después de las vacaciones, construido sobre la base de nutrir la individualidad, como en la revolución neoliberal de Reagan, los años 80 y 90, menos impuestos, menos regulación, y menos cohesión social, y se corresponden a los años 1920 y 1850, de gran individualismo y abandono de la identidad cívica. En el Cuarto Giro, como en el invierno, llega "un período de crisis política y social cuando nos reinventamos cívicamente y renacemos como comunidad nacional.

De alguna manera ominosa, diría que hasta ahora en Estados Unidos estos siempre han sido períodos de guerra total". Para Howe 2020 marca ese punto de inflexión final, y contempla, incluso, el peligro de secesión en EE.UU a consecuencia de esta crisis, que extiende al mundo: "Este momento se parece mucho a la década de 1930: ruptura de alianzas internacionales, aumento de los autócratas en todo el mundo, auge del populismo y un enorme descontento por la situación económica que conduce hacia grandes transformaciones de los gobiernos".

Howe también dice respecto a los mileniales, que "finalmente nos acostumbramos a la generación X y todos pensaron que había una tendencia en la juventud hacia el nihilismo, el cinismo y al aumento de la violencia. Nosotros vimos un aumento continuo en la tasa de criminalidad. En realidad, alcanzó su punto máximo en 1984-85. Vimos muchachos cada vez más distanciados de su familia, en una especie de cultura desesperada y completamente apáticos en términos cívicos. Ya sabes que el lema de la Generación X es: funciona para mí? crecieron durante la revolución del divorcio y no le importaban a nadie. Todo el mundo los pateó hasta la calle y allí se vieron obligados a navegar por la vida por sí mismos. Así, resultaron ferozmente independientes, individualistas, algo cínicos, un poco salvajes y poco socializados. Esa era la imagen de un adulto joven a principios de la década de 1990... Cuando llegamos al año 2000 y los millennials comienzan a alcanzar la mayoría de edad, predijimos que cambiarían completamente la imagen de los jóvenes: estarían mucho más cerca de sus padres, serían mucho más reacios al riesgo. Dijimos que la tasa de criminalidad bajaría, que estarían más interesados en educarse y en obtener títulos y que estarían más orientados hacia la comunidad. En última instancia, se involucrarían mucho más en la política. Serían más optimistas sobre el futuro. Y se considerarían especiales. Se demostró que teníamos razón".

Sin embargo, los mileniales se han hecho viejos, y ahora tenemos a la generación posmilenial, centenial o Z, una cohorte demográfica que se ha enfrentado a dos grandes crisis económicas, la de 2008 y la actual provocada por el coronavirus de 2020. La percepción de esta generación es de cambio un tanto radical.

El presidente de MTV, Sean Atkins, ha dicho que los posmileniales "son conscientes de que los sistemas se han roto", y el New York Times los etiquetó como la Delta Generation porque "Delta se utiliza para denotar el cambio y la incertidumbre en las matemáticas y las ciencias, y mi generación fue moldeada por el cambio y la incertidumbre".

Los posmileniales han visto a sus padres perder el trabajo o luchar por él, enormemente preocupados por la deuda contraída por los estudios, lo que provoca en muchas familias alto estrés. Los posmileniales, nacidos con el 11S, han vivido además las dos graves crisis económicas planetarias en 2008 y 2020, de forma que han sufrido un ambiente crítico, pero a la vez, altamente tecnologizado, en el sentido de información masiva y velocidad inmediata. Varios estudios, en EE.UU (por la Fundación Annie E. Casey, por My College Options y la Hispanic Heritage Foundation, y otros) revelan que esta generación posmilenial acude a misa en porcentajes duplicados respecto a los milénicos, los X y los boomers, son menos afines al alcohol, y respetan las reglas tres veces más que lo que se hacía en 1991, mostraban menores tasas de embarazo adolescente, menos abuso de sustancias nocivas y mayores tasas de graduación al ser comparados con los milénicos. Más educados, estresados y deprimidos.

Actualmente los posmileniales incorporan, frente a los mileniales, una tendencia conservadora, que además sospecha que hay una brecha excluyente con los mayores boomers y mileniales que disfrutan de medicare o exenciones fiscales para las hipotecas, como si se tratara de un socialismo excluyente. Los boomer en la treintena disponían del 21% de la riqueza familiar, la generación X del 10%, y los mileniales, del 3% ( Financial Times, julio 2020).

Es esta, la posmilenial, una generación recesiva, cuya tendencia conservadora, por reacción a la injusticia socialdemócrata, nos dará muchas sorpresas, tras los estertores de las generaciones X y mileniales, como localmente ocurre con los podemitas o los neosocialistas, valores en puro declive porque nacen del vacío y se nutren de una visión del sistema fracasada, y entre tanto, los posmileniales ya están buscando, con una preparación superior, dónde están los nuevos valores en un mundo que les ha puesto el reto difícil. Son prometedores.

Compartir el artículo

stats