Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fotografía

Los famosos que eligieron Mallorca, captados por la cámara de Torrelló

El fotoperiodista repasa en su último libro los rostros populares que pasaron por la isla

Joan Llompart 'Torrelló', fotografiado ayer en Palma. b. ramon

Siguiendo la máxima de Cartier-Bresson, Joan Llompart 'Torrelló' toma la fotografía a corta distancia porque, si no, "no es buena". Durante años recorrió las calles de Palma con la cámara preparada. Por tanto, poco hay de casualidad o de suerte en las miles de instantáneas disparadas durante sus largos años como fotoperiodista en DIARIO de MALLORCA.

Torrelló está apunto de publicar con Dolmen 50 anys de celebrities a Mallorca, su séptimo libro de fotografías para suerte de aquellos que desean retener la memoria gráfica de la isla. La obra recoge un total de 144 imágenes de personajes famosos, inmortalizados entre los 60 y los primeros 2000. De la actriz Anita Ekberg, que ilustra la portada, al cineasta Orson Wells, del escritor George Simenon al científico Severo Ochoa; de Mijaíl Gorbachov a Bill Clinton, pasando por Yaser Arafat y Helmut Schmidt. Si como dice Torrelló este libro "representa lo que ha sido Mallorca como plató para mil personajes"; la portada que ha elegido para 50 anys de celebrities a Mallorca es "la representación de lo que era nuestro trabajo entonces, el respeto que había entre el fotógrafo y el personaje". En esa fotografía, una impresionante Anita Ekberg posa para Torrelló en el hotel Mediterráneo, frente a un mapa de Mallorca. La actriz se presta a salir un momento del hall dando la oportunidad al fotógrafo de adueñarse de la situación: "Yo era el responsable de la foto, yo mandaba", dice el fotógrafo. Explica que en esta colección "no hay ninguna foto robada" y que en todo momento su intención era que "pareciese que la foto era exclusiva, están posando para mí y me pertenece". No eran tiempos de photocall, un modelo que para Torrelló "no tiene ningún valor periodístico". Reconoce que en aquella época era más fácil desarrollar su labor: "Éramos cuatro profesionales y solo había tres hoteles. Si había un rodaje era fácil enterarse y dejaban que te quedaras y, además, ponías de tu parte para no dar problemas". En este sentido, si hay algo que define este libro es que es irrepetible: "Todo esto se ha perdido. Ahora el personaje llega y se va a escondidas; tiene miedo de lo que vayas a hacer con esa foto".

Robert Graves y Alexander Calder. TORRELLÓ

Camilo Sesto y Manuel de la Calva.

Brigitte Bardot junto a su marido Gunter Sachs.

Compartir el artículo

stats