Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Camélia Bouamrani: "Sueño con levantarme cada día de mi vida para bailar, quiero vivir de mi pasión"

"Aspiro a formar parte de una gran compañía de baile contemporáneo/moderno"

Camélia Bouamrani, bailarina.

Camélia Bouamrani, bailarina.

P ¿Por qué baila?

R Siempre he estado bailando de pequeña, desde los cinco años, por todas partes, y mi madre tuvo la idea de apuntarme a una academia. Desde entonces no he podido separarme del mundo de la danza, porque bailando me encontraba en mi elemento.

P ¿Qué tiene la danza para que le dedique todo su esfuerzo y pasión?

R No es fácil de explicar porque creo que no es lo que tiene la danza sino lo que yo encuentro en la danza. Cada uno encontrará algo diferente en el arte, es muy subjetivo diría yo. La danza me permite decir muchísimas cosas, expresar sentimientos o pensamientos. Expresarme a través de la danza es algo primordial. Le dedico tanto esfuerzo y pasión porque gracias al baile puedo compartir mucho con la gente. El baile me enseña tanto que soy mejor persona cada día.

P ¿Qué sueño se le repite cada noche?

R Mi sueño es formar parte de una gran compañía de baile contemporáneo/moderno. Pero ante todo mi sueño es levantarme cada día de mi vida para bailar. Me gustaría dedicarme al ballet de modo profesional. Siempre he querido vivir de mi pasión.

P ¿Cómo afronta una bailarina 40 días de confinamiento?

R Como bailarina ha sido difícil el confinamiento. Tener una silla como barra... ha sido lo más complicado por el espacio y el suelo que no es igual en una sala de baile. Pero durante este confinamiento y esta crisis en el mundo de la danza nos hemos apoyado mutuamente, he podido aprender de grandes bailarines que daban clases online y claro, no es cada día que tengo la suerte de bailar y aprender con bailarines de la Ópera de París, por ejemplo.

P ¿Qué sensaciones le invaden al bailar online?

R Bailar online ha sido una experiencia que me ha enseñado a concentrarme todavía más y me he sentido muy agradecida por el esfuerzo de todos los bailarines, coreógrafos y profesores que han dedicado muchas horas a dar clases virtuales.

P ¿Cómo se llama la escuela de Madrid que le ha aceptado?

R Elephant in the Black Box, dirigida por Jean-Philippe Dury. El curso que haré es el EBB ballet junior, la formación puede ser de un año a tres máximo.

P ¿Qué piensa cuando le llaman 'joven promesa' de la danza?

R Cuando me llaman así, la verdad es que siento mucho orgullo y me esforzaré aún más para estar a la altura.

P ¿Qué bailarinas/es considera unos maestros a tener siempre en cuenta?

R Sylvie Guillem, Sidi Larbi Cherkaoui, y también Lucía Lacarra.

P ¿Qué aprendió de una figura como Ramon Oller, Premio Nacional de Danza?

R Con Ramon Oller aprendí que siempre hay que trabajar muy duro para lograr lo que queremos. Me enseñó que hay que sentir el movimiento para que se pueda compartir, eso es lo más importante en la danza, hay que bailar grande, cada movimiento tiene su importancia y el público tiene que sentir la emoción del bailarín.

P El sector de la danza se siente olvidado por las instituciones. ¿Cree que esta crisis puede ahondar las cicatrices?

R La danza siempre sobrevivirá y ahora más que nunca. Esta crisis ha demostrado que el arte es algo muy importante y que nunca se apagará y hay que darle más importancia cada día.

P ¿Sus padres siempre le han apoyado?

R Mis padres son empresarios pero muy sensibles al mundo de la cultura y del arte. Siempre han estado apoyándome para que siguiera mi sueño. Mi padre siempre dice que tener un sueño es muy importante y hacer algo que nos guste en la vida, aún más. Tengo la suerte de tenerlos a mi lado. Además mi madre gracias a mí se ha convertido en maquilladora profesional, peluquera profesional y una juez de danza excelente por acompañarme en todas mis competiciones y espectáculos (risas).

Compartir el artículo

stats