12 de mayo de 2020
12.05.2020
Diario de Mallorca
En estado de alarma

La cultura de Mallorca despierta

Librerías, tiendas de discos y arte, locales de ensayo y alguna exposición de la isla abrieron ayer sus puertas con buena respuesta por parte de los ciudadanos - Las bibliotecas se ponen en marcha hoy

11.05.2020 | 23:04

Faltan diez minutos para las 10 de la mañana y los primeros clientes hacen cola para entrar en la tienda de discos Xocolat. Miguel Àngel Sancho y Toni Vives abren para no hacerles esperar. Es el primer día que levantan la persiana sin cita previa. En las estanterías, están las novedades que justo se lanzaron antes del confinamiento y algún lote de vinilos de segunda mano recién sacado del almacén. En la puerta, gel hidroalcohólico y guantes para todo el mundo. El aforo, limitado. La cafetería, de momento cerrada. "No podemos hacer conciertos aún con seguridad", comenta Sancho. Vicente Paya está amarrado a la zona de heavy metal. "Me voy a llevar varios discos. Tengo todas las novedades controladas, pero aquí siempre encuentro alguna cosa nueva, alguna sorpresa", cuenta a este diario mientras posa con dos adquisiciones en vinilo: una de Obscura y otra de Incantation. "Tenía muchas ganas de comprar algo físico, mover los discos con los dedos", confiesa oculto tras una mascarilla negra.

"Tenemos una clientela muy fija", explica Sancho. "Nos fallarán un poco los extranjeros. Estamos en aplicaciones de discos de segunda mano y vinilos, y algunos turistas que están por aquí de vacaciones vienen a comprar. Mientras no podamos hacer eventos, desde Blau continuamos con la actividad online, con vídeos por ejemplo, entre otras acciones", relata el productor musical.

Las librerías de Palma también abrieron sus puertas sin la necesidad de concertar cita previa. Eso sí, con aforos reducidos, mamparas y espacios de paso señalizados. Es el caso por ejemplo de Gotham Còmics, donde las sillas compartimentaron la librería: con una puerta para la entrada (en Reina Esclaramunda) y otra para la salida (en Sant Miquel). "Puede haber tres clientes dentro, van entrando de uno en uno con todas las medidas de seguridad", explica Jaume Albertí. La tienda también ofrece un horario de atención preferente a mayores de 65 años.

La librería Drac Màgic cosechó una buena apertura. "La gente está haciendo buenas compras. Se llevan más de un libro. Había ganas", comenta Laia Alegret. El establecimiento está en proceso de mejoras. "Hemos puesto este mostrador provisional, las mamparas, aún nos faltan cosas", apunta. Durante la mañana, además de bastantes clientes, ha ido recibiendo pedidos pendientes. "Están los que hicimos durante el confinamiento y los de la semana pasada", puntualiza.

Además de librerías y tiendas de discos (se pueden abrir locales de hasta 400 metros cuadrados en la fase 1), también levantaron la persiana los establecimientos de venta de instrumentos, como Musicasa, o alguna tienda de arte. Fue el caso por ejemplo de N12 Gallery en Paseo Mallorca, en cuyo escaparate tenían estampaciones sobre lienzo del reciente grafiti de Banksy donde homenajea a las enfermeras y que se expone estos días en el Hospital General de Southampton, en Reino Unido. La obra fue publicada por el propio artista en su cuenta de Instagram bajo el título de Cambio de Juego. "Es una obra libre de derechos. Durante el estado de alarma, hemos hecho descuento del 50 por ciento a los clientes. Un 15 por ciento de esa cantidad se destina a fines solidarios", explica la responsable de la tienda Laura Jane Welchis. Por otra parte, la exposición 13 morts 4 desapareguts, con obra de Tònia Bauçà, Pere Butza, Eva de las Heras, Lluïsa Febrer, Miquel Àngel Joan, Lluís Juncosa, Jordi Martínez, Doctor Morey, Catalina Obrador, Joan Palou, Pere Salvà y Tutzo, volvió a abrir sus puertas a las 19 horas en una sala de la calle Francesc Sancho.

Por su parte, las galerías de la asociación Art Palma no regresarán presumiblemente a su actividad hasta dentro de 15 días, muchas de ellas con la exposición que tenían prevista para el anulado Art Palma Brunch. "Mañana [hoy] tenemos una reunión donde discutiremos esta cuestión y el formato de la Nit de l'Art", apunta el galerista Fran Reus.

Los locales de ensayo también regresaron ayer a su actividad. Fue el caso de los de Es Gremi. O de Can Sant, en Manacor. En éstos, a las 7.30 de la tarde, ensayó el primer grupo del día, TalaioT. "Somos cuatros y vamos a tocar manteniendo las distancias", explicó a este diario Bernat Parera, responsable de los locales y componente de la banda manacorina. "Este tipo de actividad cuenta como una reunión de hasta diez personas, tal y como está permitido en esta fase", explica.

En el Teatre Principal, a partir de esta primera fase, se irá reincorporando el personal de manera progresiva. "Una reincorporación que incluye también el personal de taquilla para atender posibles devoluciones de entradas ya adquiridas de espectáculos anulados o aplazados", indicó el Consell en un comunicado.

De momento, el Auditòrium no abrirá sus puertas como tampoco los cines de Aficine. "Es imposible hasta que no se pongan en marcha en Madrid o Barcelona. No hay estrenos de películas", lamentó el exhibidor Sebastià Salom. "Estamos esperando aún que Sanidad nos apruebe los protocolos".

Los libros también se van a poner en circulación hoy mismo en las bibliotecas. Son los primeros equipamientos públicos en atender al ciudadano tras el confinamiento. Can Sales va a abrir con un servicio público nuevo: el de préstamo a domicilio para mayores de sesenta años. Cuatro voluntarios de Protección Civil con la coordinación del técnico director de Emergencias, Martín Mancha, repartirán libros y material audiovisual al colectivo de riesgo de mayores de sesenta años en un radio de dos kilómetros de la biblioteca. El reparto se efectuará los martes y jueves, y los interesados podrán solicitar los títulos a través del correo electrónico bpcansalas@bibliotecapalma.com o llamando al 971 17 60 30. Para cumplir con los protocolos, supervisados ayer por la delegada de Cultura Catalina Solivellas y la directora de la biblioteca Maria de Lluch Alemany, Can Sales ha habilitado en la planta de abajo una sala vacía para poner en cuarentena durante catorce días los libros recibidos. Asimismo, los mayores de sesenta, contarán con un horario presencial exclusivo de lunes a viernes de 10 a 11 horas. Para el público general, se ha incorporado un servicio de recomendaciones literarias por teléfono (a través del 689 13 93 24) los lunes, martes y jueves de 18 a 19 horas. Por otro lado, los usuarios recibirán con limitaciones de aforo los servicios de préstamo y devolución, lectura en sala, así como el de información especializada. Las obras serán solicitadas por los usuarios y proporcionadas por el personal, mientras que los fondos de libre acceso permanecerán cerrados al público.

Las bibliotecas municipales de Palma también activarán hoy el servicio de préstamo y devolución de libros y trámites de carnets. Levantarán la persiana las de Cort, Ramon Llull, Joan Alcover, Josep Maria Llompart, Son Cladera, Son Ximelis, Son Gotleu, Son Sardina, Coll Rabassa, Sant Jordi, Molinar e infantil de Nou Llevant.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook