23 de abril de 2020
23.04.2020
Diario de Mallorca
Premio Cervantes

Margarit, la "dignidad hecha poesía", un Premio Cervantes que tendrá que esperar

La crisis del coronavirus ha privado al escritor de la tradicional ceremonia de entrega en el Día del Libro

23.04.2020 | 17:03
Joan Margarit.

Se le ha definido como "el arquitecto de las palabras" porque Joan Margarit, Premio Cervantes 2019, es arquitecto de formación y un poeta bilingüe, un escritor que este jueves no podrá recibir el máximo galardón de las letras hispanas porque la ceremonia se ha aplazado sin fecha por el coronavirus, pero al que amigos y compañeros han homenajeado con un vídeo en el que se destacan cómo representa la "dignidad hecha poesía".

Cada 23 de abril, salvo contadas excepciones, el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares acoge los discursos oficiales que destacan las virtudes del escritor o escritora que le han hecho merecedor del Premio Cervantes, unas palabras para las que habrá que esperar semanas o meses en esta edición en la que el estado de alarma ha suspendido esta celebración de las letras.

Y para conmemorar la jornada, el Ministerio de Cultura ha colgado en redes un vídeo tributo a Margarit (Sanaüja, Lleida, 1938) grabado por algunas de las personalidades que iban a acudir a la ceremonia. Un vídeo en el que amigos, editores, autores, libreros o personas del ámbito universitario relatan la relación que tienen con el poeta y su obra, un vídeo que acaba con una interpretación del cantaor Miguel Poveda.


María José Gálvez Salvador, directora General del Libro y Fomento de la Lectura; Luis García Montero, director del Instituto Cervantes; la poeta Elvora Sastre; el editor Chus Visor, los escritores Héctor Abad Faciolince, Javier Cercas o Juan Cruz; los profesores Jordi Gracia y José Carlos Mainer, editores, poetas, libreros.... son otros de los participantes en este homenaje al Premio Cervantes.

" Margarit es lo que dice en cada uno de sus poemas, sin trampa ni cartón, es la dignidad hecha poesía", sostiene en el vídeo Lola Larrumbe, de la librería Alberti.

La semejanza y similitud entre el autor de los poemas y la persona, entre Margarit y sus versos, ha sido subrayada por la mayoría de los intervinientes en el video, que comienza con una intervención del ministro de Cultura, que da la enhorabuena a este" poeta universal, poeta en catalán y español", y destaca cómo ha representado también el vínculo fundamental entre la Universidad y la cultura.

"Había leído a Margarit antes de conocerle y comprobé lo mucho que se parecía a sus propios versos, explica Jordi Gracia, que explica cómo cada da vez que iba a quedar con él, sabía que lo podía encontrar antes repasando alguno de sus poemas.

Para el periodista Juan Cruz, "es la poesía de una persona y todos sus libros han terminado siendo el retrato completo de la persona, de Joan Margarit, el poeta". Y el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, asegura que para él, los versos del galardonado son "un cuidadoso hacer camino con la verdad y la memoria para crear emociones hospitalarias junto a cada uno de sus lectores".

También se ha recordado su relación con la música, porque, indica el violonchelista Joan Claret, la poesía y la música les unen y consuelan desde hace años. Y como señala la periodista Pepa Fernández en el vídeo, sus versos, "en momentos difíciles" abrigan y protegen "de la intemperie".

Y es que Margarit trabaja "para consolar a gente solitaria", como ha dicho en alguna ocasión. En octubre de 2019, en el acto de presentación del libro "Una mujer mayor," que tuvo lugar en la BNE, y en el que dio lectura a los poemas dijo unas palabras que hoy cobran aún más sentido: "Si un poema no puede consolar a una persona en una situación difícil es que no vale nada como poema". Así lo recuerda la Biblioteca Nacional, institución a la que donó en en 2011 todos sus "papeles".

Este escritor minucioso, que tarda meses en acabar sus poemas, empezó escribiendo en castellano, pero a partir de 1981 comenzó a publicar solo en catalán y desde finales de los 90 hasta hoy simultanea ambas lenguas.

Asegura Margarit que no conoce un solo poeta en la historia de la humanidad que haya escrito en una lengua que no sea la materna; y la suya es el catalán, "pero después hay poemas que surgen en castellano, pero no son nunca una traducción".

Margarit comenzó su actividad literaria a finales de los cincuenta pero se dio a conocer como poeta en castellano entre 1963 y 1965. Después de diez años de silencio, le publicó 'Crónica', y a partir de la década de los ochenta empezó a formular, y consolidar, su obra poética en catalán.

Poeta y arquitecto

Además se convirtió en uno de los más relevantes arquitectos en ejercicio de esos años en España, desde su estudio de arquitectura en Sant Just Desvern (Barcelona), que a partir de 1980 compartió con Carles Buxadé. Entre sus trabajos destaca el Estadio y anillo olímpico de Montjuïc (1989), y sus colaboraciones como parte del equipo que dirige las obras de la Sagrada Familia.

Y mientras tanto, fue recibiendo múltiples premios literarios, entre ellos el Nacional de Poesía en 2008 o el Premio de Poesía Iberoamericana Reina Sofía, Premio de la Crítica, Rosallía de Castro o Jaume Fuster o Pablo Neruda , el de Poesía de la Generalitat de Catalunya, a los que se sumó el pasado mes de noviembre el Cervantes.


Compartir en Twitter
Compartir en Facebook