Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En estado de alarma

Sant Jordi no se rinde ante el Covid-19

Desacuerdo en el sector del libro entre las compras adelantadas 'online' para recoger en las librerías una vez abiertas y el reparto a domicilio

Sant Jordi no se rinde ante el Covid-19

Sant Jordi no se rinde ante el Covid-19

Pese a que la celebración de Sant Jordi quedara aplazada para Sant Joan (24 de junio) o el mes de julio, no son pocas las campañas que se están viendo estos días para reactivar las ventas en las librerías, establecimientos que llevan prácticamente un mes cerrados y cuya supervivencia está en jaque. Libreros y editores se enfrentan estos días, a las puertas del Día del Libro (23 de abril), ante un dilema: ¿compras por adelantado para recoger después en las librerías cuando éstas puedan abrir siguiendo las recomendaciones sanitarias o encargos con reparto a domicilio? El sector del libro está dividido.

En Palma, la librería Embat mantiene el servicio a casa a través de Correos. "Además, a partir de hoy [ayer], podemos hacer encargos de libros a las editoriales, que ya están en funcionamiento y no sólo tirar de los libros que tienes en tu librería", explica Francesc Sanchis, quien asegura que los encargos que ha recibido hasta el momento "son pocos". Por su parte, no es partidario de hacer campañas para el día 23 de abril. "Si lo hacemos ahora, creo que podemos confundir a la gente. Los libreros de Mallorca hemos aplazado Sant Jordi a Sant Joan o ya veremos a qué fecha. Ahora está sobre la mesa si lo haremos durante una semana y sólo en las librerías o un día en la calle. Todo depende de las medidas sanitarias", señala.

La librería que sí lanza una campaña digital para el día 23, eso sí, sin ningún tipo de descuento, tal y como se ha acordado en el Gremi de Llibreters, es Rata Corner. Y combina tanto las compras adelantadas con los encargos repartidos a domicilio. "La mayoría de estas entregas de libros a las casas, sobre todo las de Palma, las haremos nosotros mismos para evitar poner en riesgo a los repartidores", matiza a este diario el librero Miquel Ferrer. Desde Rata, proponen cuatro opciones. La primera es "a través de un juego". En la web de la librería, se puede completar un formulario de gustos literarios, "nuestro algoritmo nos permitirá elegir un libro especialmente para ti que recibirás como sorpresa en tu casa". "Tú decides qué te quieres gastar y si el libro es para ti o si se lo quieres regalar a alguien. Si vives en Palma, en tu encargo podrás añadir una rosa". Los encargos pueden realizarse hasta el 18 de abril. Otra opción que proponr el establecimiento del barrio de Blanquerna es la adquisición de un cheque con un importe determinado para después cambiar por un libro una vez la librería vuelva a estar abierta. La tercera línea son los encargos personalizados. Pueden realizarse en hola@ratacorner.com. "Tú decides si lo quieres recoger cuando volvamos a abrir o que te lo enviemos a casa". La cuarta propuesta es hacer compras por adelantado a través de la plataforma Llibreries Obertes y recogerlas una vez el establecimiento haya levantado la persiana. En este punto, hay que recordar que Italia dio ayer vía libre a la apertura de las librerías.

Para Àlex Volney de Llibres Ramon Llull hacer servicios a domicilio "es poner en riesgo a los repartidores", por eso no son partidarios de esta fórmula. "También pienso que los libros se compran en las librerías y no en las plataformas. Además, nosotros no cobramos por adelantado ningún libro a los clientes. Sí aceptamos encargos, pero los cobraremos en el momento que abramos y cuando la persona pueda venir a buscar su libro", explica. Desde Llibres Ramon Llull, aseguran que lanzarán alguna propuesta para Sant Jordi (23 de abril) a través de sus redes sociales, pero que lo celebrarán en la calle cuando el desconfinamiento lo permita.

Un grupo de 37 editoriales independientes, entre ellas las mallorquinas AdiA, El Gall Editor y Lleonard Muntaner, lanzaron ayer una campaña (Desconfinem els llibres) donde emplazan a los lectores a comprar libros por internet "más que nunca". "Este Sant Jordi, sin mesas en la calle, comprad libros, tantos como os lo permita el bolsillo". "Los editores independientes no poseemos distribuidoras ni tenemos fuerza comercial para ofrecer tratos preferenciales a las librerías, como sí han hecho los grupos Planeta y Penguin", afirman en un comunicado. Las editoriales independientes invitan a visitar las diferentes plataformas para comprar libros, desde las grandes tiendas por internet, hasta las librerías independientes preocupadas por el riesgo sanitario o plataformas colectivas como Libelista o Llibreries Obertes.

"Visitadlas y pensad qué sistema de compra queréis defender en tiempos de pandemia", recoge el texto. El editor de AdiA, Pau Vadell, es de los que se posicionan por la compra por adelantado y recogida en tienda más adelante "por razones éticas: hay que poner por delante la seguridad de las personas".

Actividades 'online'

Desde la Associació d'Escriptors en Llengua Catalana lanzaron ayer también una serie de propuestas para Sant Jordi, además de mantener la petición de que se compren libros por internet. Propusieron la iniciativa Llegeix i menteix, un juego para detectar verdades y mentiras sobre literatura catalana, y por otra, una serie de conversaciones (podcast) entre autores de diferentes géneros y sobre temáticas diversas que se publicarán durante la semana de Sant Jordi, del 20 al 24 de abril.

Por otra parte, la dirección general de Política Lingüística lanza para el día 23 Per Sant Jordi, una paraula!Per Sant Jordi, una paraula!, una iniciativa participativa con la cual se pretende que el máximo número de personas compartan palabras a través de las redes sociales el día de Sant Jordi. Asimismo, la Fundació Mallorca Literària también lanzará actividades online.

Puestos en la calle

La celebración de Sant Jordi en la calle ya tiene fecha en Cataluña: será el 23 de julio. El gremio de floristas y la Cambra de Llibreters han llegado a un acuerdo para establecer esta fecha alternativa a causa del coronavirus.

De momento, la celebración de la cita en Mallorca no tiene fecha definitiva. La presidenta del Gremi de Llibreters Maria Barceló explicó a este diario que los libreros de la isla lo harían conjuntamente con la federación del gremio de libreros de España. "Aún no sabemos la fecha, primero hay que ir viendo cómo va a ser este desconfinamiento, si permiten que la gente se aglomere, cuántas personas, y también la fecha en sí; quizá el 23 de julio hace demasiado calor para llevar a cabo el Día del Libro. Es algo que todavía hay que discutir", comentó.

CONTENIDO_RELACIONADO

  • El Govern promueve la actividad lúdica 'Per Sant Jordi, una paraula!'
  • Los libreros de Mallorca se preparan para celebrar Sant Jordi en Sant Joan

FIN_CONTENIDO_RELACIONADO

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats