Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Libros

'Llaços', el cuento de los padres que cantan a sus bebés

El glosador Mateu 'Xurí' firma la letra de esta canción de cuna que Toni Galmés ha ilustrado, una obra editada por Tolo Albertí (Saïm Edicions)

'Llaços', el cuento de los padres que cantan a sus bebés

'Llaços', el cuento de los padres que cantan a sus bebés

Hace más de ocho años que el glosador Mateu 'Xurí' escribió la canción Llaços para su hijo, que entonces tenía alrededor de un año. "Recuerdo que le cantaba todo el día, también cuando lo acunaba", dice el autor de la letra, "un día pensé que glosaba para todo el mundo y a todo el mundo, y tuve la necesidad vital de poner palabras a lo que sentía como padre", y recuerda que siempre tenía en mente lo que le dijo el suyo cuando nació su pequeño: "Ahora sabrás cuánto te hemos querido". La letra, que se convirtió en canción hace años gracias a la colaboración de los hermanos Martorell -Pere Joan y Manel-, llega ahora acompañada por los suaves y evocadores dibujos de Toni Galmés, convirtiéndose así en un cuento, un álbum ilustrado, la última novedad editorial de Saïm Edicions.

Llaços. Una cançó per anar a domir nació cuando el ilustrador, Galmés, se enamoró de la canción al escucharla en un recital de 'Xurí' junto a los hermanos Martorell: "Enseguida pensé que me encantaría ilustrarla. Hay pocos cuentos que hablan de la paternidad como corresponsabilidad, de dormir al bebé... Dimos vueltas a esa idea", explica. Para realizar unas ilustraciones "compatibles" con la tierna letra del glosador, el dibujante señala que tuvo que retocar un poco su estilo, mucho más contundente que en las imágenes de Llaços, donde predomina una paleta de colores pálida y suave, y las líneas son sinuosas: "Son dibujos en los que no hay casi ruido. La intención era hacer algo evocador, no onírico, pero sí que pudiera representar la fase previa al sueño... Yo pensaba todo el tiempo que tenían que tener el mismo efecto que una luz encendida encima de la mesita de noche en una habitación", detalla Galmés, que ensalza la preciosidad de la letra: "Yo solo tenía que ilustrar las emociones que evoca la canción". En las últimas páginas del cuento -que tiene 24- hay un código QR que, escaneado a través del móvil, dirige al lector a un vídeo de YouTube en el que suena la canción.

No solo Galmés se enamoró de la letra, pues 'Xurí' asegura que esta canción emociona a casi todo aquel que la escucha: "Supongo que es porque salió de muy adentro, porque manifiesta sentimientos universales y compartidos", sugiere.

La importancia de contar historias

Los autores de este álbum ilustrado comparten el respeto al hecho de contar historias, labor que consideran muy importante por el inherente aprendizaje que lleva consigo. Por su parte, Galmés habla de que "somos seres orales, siempre contamos historias, no solo lo que nos inventamos, relatamos nuestro día a día de manera narrativa. Por eso nos distinguimos de los animales". El ilustrador habla del vínculo que crean entre personas las historias, que muchas veces "transmiten valores universales". Los cuentos, por su parte, "junto a sus recursos metafóricos, ayudan a entender muchas cosas, sobre todo a los más pequeños, como la muerte, por ejemplo. Hacen más digeribles algunos conceptos. A través de los cuentos, los padres y madres enseñan a sus hijos a vivir, y a saber qué es la vida", relata.

Por su parte, 'Xurí' expresa que esta importancia se evidencia más, precisamente, estos días de confinamiento: "Estos días nos han demostrado que tenemos que ejercer la paternidad, si es este verbo el que tiene que acompañar a esta palabra, las 24 horas del día. Nos tenemos que contar muchas cosas. Y no hablo solo de contar cuentos, sino de el hecho de explicar la vida, anécdotas, experiencias... Hay que hacer partícipes a nuestros hijos de todo el bagaje vital que tenemos acumulado. Entre todos los lazos afectivos está el lenguaje, y podemos establecer esta conexión entre padre (o madre) e hijo de una manera más estrecha". Una conexión que puede empezar, por ejemplo, leyendo o, también, cantando a los más pequeños de la casa Llaços. Una cançó per anar a dormir.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats