Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los museos de Mallorca descartan los ERTEs pero ajustarán la programación

La Fundació Miró de Barcelona ha presentado uno para la totalidad de sus 57 trabajadores

La Fundació Miró de Barcelona ha presentado un ERTE.

La Fundació Miró de Barcelona ha presentado un ERTE. fjm

Los museos más destacados de Mallorca descartan presentar Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) porque el gran grueso presupuestario de los mismos es institucional, "y antes que tocar al personal, siempre ajustaríamos programación. Si algo no se puede hacer en 2020 se aplazará a 2021", comenta la directora de Es Baluard Imma Prieto. En estos momentos, el museo está haciendo trabajo interno y prepara nuevas propuestas online para las redes sociales.

El caso del ERTE en la Fundació Miró de Barcelona es el primero que se conoce en España a nivel mediático por la crisis del coronavirus. Su situación difiere de los museos isleños más importantes por sus vías de financiación. Como fundación privada, el 70 % de sus ingresos proviene de las entradas al museo y las actividades, las ventas de tienda y librería -gestionadas por la institución-, los alquileres de espacios y otros recursos propios, recoge la agencia Efe. "En estas circunstancias, y para contener el gasto, la Fundación Joan Miró ha negociado y/o suspendido los contratos de servicios externos de atención al público y limpieza, y ahora se ve obligada a presentar un ERTE para toda su plantilla", señala el comunicado de la institución barcelonesa. Mientras dure esta situación, y según las necesidades de la Fundación, se podrá desafectar y reincorporar al trabajo durante el tiempo necesario a aquel personal requerido para llevar a cabo tareas que se consideren indispensables para mantener una mínima actividad de comunicación, necesaria en este contexto, y de mantenimiento y seguridad, para preservar tanto las obras como el edificio.

En la Fundació Miró de Mallorca la situación es distinta. "Los sueldos de los trabajadores los financia Cort [institución que inyecta la mayor parte del presupuesto]", explica el concejal de Cultura Antoni Noguera. "La estructura de la Fundación se va a mantener", confirma el director del museo de Cala Major Francisco Copado. "Para mantener esta estructura, y su personal lo que sí a lo mejor se tiene que hacer es trasladar a 2021 el gasto que teníamos previsto para proyectos del 2020 a causa de la bajada de ingresos que va a haber por el cierre del espacio", indica. En el Casal Solleric el personal tampoco se va a ver afectado. "Son funcionarios de Cort", comenta Noguera.

En el Museu Fundación Juan March de Palma, un centro cien por cien privado, tampoco va aplicarse ningún ERTE. "Lo primero son los trabajadores", señaló su director Manuel Fontan.

"Cerramos el museo a partir del lunes pasado. De momento tampoco tendremos que modificar programación porque inauguramos en enero-febrero y todo está montado hasta que empiece a haber cambios en dicha programación en junio, que era cuando estaba previsto", señala el director.

CONTENIDO_RELACIONADO

  • Consulta todas las noticias del coronavirus en Mallorca

FIN_CONTENIDO_RELACIONADO

Compartir el artículo

stats