Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Llàtzer Méndez: "El salvoconducto para codearme con lo mejorcito de Mallorca ha sido mi ironía"

"Nadie lo entiende pero no voy a cantar ningún tema de Ossifar en mis actuaciones. Mi proyecto no esconde la vuelta de aquella fantástica aventura", aclara

Llàtzer Méndez, cofundador de los desaparecidos Ossifar, ahora al frente del proyecto enMéndez.

Llàtzer Méndez, cofundador de los desaparecidos Ossifar, ahora al frente del proyecto enMéndez.

P El otro día participó en '#yomequedoencasaambmusica', una de las propuestas culturales online surgidas para combatir los estragos del coronavirus

R A ver qué tal sale este invento. La experiencia fue estupenda. Hablar de cualquier cosa relacionada con Blau/Xocolat es hablar de mi familia, musical en este caso. Ciertamente, como dice mi alter ego Mossèn Xesc dels Oms, los mensajeros de la música y más en esta situación merecen el reconocimiento de todos.

P En el 'yomequedoencasaamblamusica' improvisó sobre el acopio de papel higiénico por parte de la población.

R Sí. Una de dos: o somos un país de "cagados" o existe la creencia de que el coronavirus se elimina defecando.

P Si hay una industria que llevaba años en crisis esa era la musical. ¿Saldrá de esta?

R El mundo de la música ha transcurrido por distintas crisis. Unas tuvieron que ver con las actuaciones en directo (fin de los años 70) con la llegada de los DJ a las discotecas donde siempre había música en vivo; y otras afectaron a la industria, con la llegada del mundo digital, las discográficas padecieron el efecto de la copia masiva, el pirateo y la bajada de ventas de discos hasta la actualidad. Ante eso la creatividad, valor seguro del artista, también tiene que serlo del empresario, que nos deberá llevar a la reinvención constante. Ese es el reto.

P En 2004 dio su último concierto, en el adiós a Biel Mesquida, uno de los tres cofundadores, junto a usted y Luis Arboledas, de Ossifar. ¿Qué le ha hecho volver?

R A principios de 2015 me prejubilé y libre de preocupaciones y responsabilidades, apareció de nuevo ese impulso que siempre tuve y que me lleva a la música de la mano del humor. Sé que soy un "infiltrado" en el mundo de la música, pero no me resisto a compartir escenario, canciones y emociones con músicos de verdad. Doy gracias a esa cierta gracia que tengo a la hora de hacer canciones irónicas, humorísticas, porque ese ha sido mi salvoconducto para codearme con lo mejorcito de Mallorca en el mundo de la música.

P ¿Qué músicos le acompañan en este regreso?

R Nando González, Jaume Ginard, Miquel Figuerola, Luis Albert Segura (L.A.), Jaume Estelrich, Tolo Servera, Enok Romero, Dani Magaña, Antoni Noguera... en fin, un ramillete de músicos que han puesto en valor el trabajo excepcional que Noguera ha realizado en la producción y arreglos sobre mis canciones. Además he tenido la enorme satisfacción de reunir a muchos amigos que han colaborado haciendo voces. Ha sido entrañable.

P ¿Quiénes le acomparán en los directos?

R La banda que lo hará se llama Ses Faves Tendres y la forman Titi Palomino, batería; Enok Romero, teclados; Juanjo Amengual, bajo; Dani Durán, voces y guitarras acústicas; y Victor y Dani Magaña a las guitarras. Una banda en la que la calidad musical compite con la humana.

P ¿En qué proceso está el disco actualmente?

R El disco está mezclado y listo para fábrica, pero la situación actual hace que no podamos tener una previsión seria en cuanto a la fecha de salida al mercado. El disco lleva 12 canciones. Creo sinceramente que va a sorprender, que va a gustar y que va conseguir sacar a la gente de casa para acudir a los conciertos.

P ¿Contra qué carga su ironía en sus nuevas canciones?

R Creo que las nuevas canciones tienen un tinte distinto a las de la época Ossifar, pero me acompaña un "animalario" parecido. Lo que caracteriza a mis canciones creo que es simple: cuento y canto a lo que nadie se dirige normalmente y pruebo, intento, llevar a mis canciones lenguajes, situaciones, algo que provoque como mínimo una sonrisa, esperando que con suerte alguna vez sea una carcajada.

P ¿A qué cosas no se dirige normalmente la gente?

R A ver, a la hora de componer no siento inspiración natural por el amor, el desamor, la pérdida, la guerra, la injusticia... Seguramente porque carezco de carga poética o capacidad de expresar algo que tenga "peso" en esos conceptos tan manidos. Sin embargo me inspira cuando pienso en cuánta gente tiene que ir a comer una paella inmunda a casa de los suegros cada domingo y lo jodidos que están por eso. A esa gente nadie les canta, y no es justo. ¡Pues ahí estoy yo!

P ¿Cómo cree que será recibido en los escenarios, tanto tiempo después?

R Aun no he hecho ninguna actuación, pero seguro que me temblarán las piernas.

P Habrá quien piense que este regreso es una prueba piloto para resucitar Ossifar.

R Una tarde del año 97, creo recordar, reuní a Biel y a Luis en la cafetería Moyer para comentarles mi idea de cerrar el proyecto Ossifar. Biel se opuso claramente, Luis menos claramente. Les expliqué mi visión y les convencí. Estábamos aún en una situación envidiable pero habíamos ido claramente a menos. De acuerdo los tres, ahí se acabo la historia. El 2003 muere Biel después de insistir año tras año para el regreso de Ossifar. A partir de ahí me hice sino promesa, el firme propósito de que Ossifar se quedaría en el recuerdo y así ha sido para mi. Las canciones que hicimos ocupan nuestro lugar. Mi proyecto no esconde el regreso de aquella fantástica aventura musical que fue Ossifar. De hecho no voy a cantar ningún tema de Ossifar en mis actuaciones, nadie lo entiende excepto los más cercanos a mí pero así será.

CONTENIDO_RELACIONADO

  • Cultura 'online' para sobrellevar el encierro
  • Arte para el confinamiento: seis museos que ofrecen visitas y actividad online

FIN_CONTENIDO_RELACIONADO

Compartir el artículo

stats