16 de enero de 2020
16.01.2020
Diario de Mallorca

Joan Valent: "En mi música no hay trampa ni virtuosismo injustificado"

"Solo busco la esencia", confiesa el compositor de Algaida, donde este domingo ofrece un concierto

16.01.2020 | 00:56
Joan Valent, músico.

Joan Valent (1964) se prodiga poco por los escenarios de su isla. Su última actuación en Mallorca data de 2011, cuando presentó Kaiassa en Artà. Tras décadas de aventura americana e instalado de nuevo en su Algaida natal, adonde regresó hace año y medio con el deseo de desengancharse del mundo del cine y "recuperar el lenguaje", saldará una vieja deuda el próximo domingo día 19 con un concierto en la iglesia parroquial de Sant Pere i Sant Pau, a las 18.30 horas.

"Fui yo quien propuse al ayuntamiento actuar por las fiestas de Sant Honorat, para que el pueblo tenga oportunidad de ver qué hace ese algaidí que sale por los diarios. Le debo mucho a Algaida desde el punto de vista emocional y con este concierto quiero devolver todo lo que yo he recibido. Algaida es un puerto de anclaje muy importante", asegura el compositor, que se enfrentará así "no a un ejercicio de generosidad, sino de justicia".

El autor de Poetic Logbook, el primer disco de una trilogía en la que pone música a sus poetas de referencia –álbum que publicó en 2019 con Deutsche Grammophon–, estará acompañado en la iglesia de Algaida por el equipo de cuerda y piano de Ars Ensemble, armado ya en 2011. "Cuesta mucho encontrar la complicidad, pero cuando la encuentras es fantástico. Todos son grandes músicos y nos conocemos, sabemos los puntos débiles, nos defendemos y nos apoyamos", comenta en referencia a Smerald Spahiu, Marta Hatler, Sonia Krasnova, Biel Fiol (sustituo de Emmanuelle Bleuse), Barbara Wallus, Cristine Schedukat, Catina Bibiloni, Carlota Coll, Ibolya Rozsas, Josef Safranski y Olga Karelina, la pianista que le ayudó con el ruso a la hora de enfrentarse a Anna Ajmátova, protagonista, junto a Dylan Thomas, Pedro Salinas, Robert Graves y Cesare Pavese, entre otros poetas, del primer volumen de Poetic Logbook.

Al frente de su Ars Ensemble se situará la cantante palmesana Maia Planas, "una soprano con una mezcla impresionante de madurez vocal e intelectual, con un timbre dulce y agresivo al mismo tiempo, bronco y mágico, muy propio y característico", subraya.

El concierto de Algaida también servirá para saborear un adelanto de su próxima entrega, la segunda de la trilogía, que dejará grabada el próximo mes de agosto en los estudios Sonoteque de Palma dirigidos por Miquel Llinàs. "El 28 de febrero saldrán dos singles de Poetic Logbook II, y ambos podrán escucharse este domingo. Uno es Cayo Paredón, una mezcla entre la música afrocubana y la polifónica de Perotín; y el otro, Non Omnis Moriar ( Nunca moriré del todo), un tríptico con sonetos de Colau Dols", adelanta.

Si Ponç Pons fue el representante balear en el primer Poetic Logbook, Dols cumplirá ese papel en esta nueva entrega discográfica. "He puesto música a unos poemas suyos que me dio hace 14 años y que permanecen inéditos. La poesía es una mochila que llevas permanentemente encima", confiesa.

Dols se codeará con Octavio Paz, Neruda, Benedetti, Burrows y Walt Whitman, un viaje hacia las Américas con la poesía como motor. "Una vez que un poema te atrapa, no te suelta nunca. La poesía es la máxima expresión de la acrobacia de la existencia humana, la que mejor puede definir la muerte, el amor, la soledad, la alegría o el odio. Los poetas son mensajeros de lo divino", afirma un compositor al que no le disgusta el término "música esencialista" a la hora de definirse. "En mi música no hay trampa ni trampantojo. Tampoco virtuosismo injustificado. Yo solo busco la esencia", aclara.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook