Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Maria Muntaner: "Tenemos que poder pedir que el Govern invierta en cultura, pero falta hacer un análisis"

"Teníamos asumido que no superaríamos nunca el centralismo de Barcelona"

Con cerca de mil títulos publicados en cincuenta colecciones, Lleonard Muntaner acaba de cumplir 25 años de historia. Desde 2007 Maria Muntaner comparte con su padre las labores de dirección del sello que nació como una editorial centrada sobre todo en las ciencias sociales. Uno de los objetivos de la filóloga ha sido mantener esta línea al tiempo que introducía nuevos títulos y colecciones de poesía y narrativa.

P ¿Qué puede ofrecer un sello pequeño frente a los grandes grupos editoriales?

R Creo que tenemos muchas más ventajas que inconvenientes, a lo mejor porque ahora no sabría trabajar de otra manera, pero digamos que la principal es que tenemos libertad. Nos podemos permitir publicar obras que sabemos que económicamente no serán rentables, pero que pensamos que culturalmente se han de llevar a cabo. Tomamos las decisiones y asumimos las consecuencias, pero somos libres. Sí es verdad que los grandes grupos tienen unas facilidades de distribución muy grandes y el eco en los medios. Sin embargo, si eres consciente de todo esto, también sabes que transitas espacios diferentes.

P ¿Cómo ve el futuro inmediato del sector en Balears?

R Vienen unos años de cambios. De un lado hay una serie de editoriales que tienen una trayectoria larga y tendremos que ver qué relevo generacional tienen, si es que lo tienen. Y de otro lado, hemos de ver qué pasa con las editoriales nuevas porque la resiliencia es muy importante en nuestro ámbito. Hace unos años éste era un sector un poco conformista. Teníamos asumido que no superaríamos nunca el centralismo de Barcelona y es verdad que existe, pero ahora somos conscientes de que no somos la única periferia. Y lo que me parece más importante es que las editoriales de aquí hemos intentado hacer un trabajo de visibilidad.

P ¿Cuál diría que es su punto débil?

R Cualquier editor diría que es la distribución fuera de Balears. Es un handicap grande por todo lo que comporta estar en una isla. Un buen distribuidor quiere hacer toda la Península y Balears y muchos de nosotros ya tenemos distribuidor propio aquí y queremos continuar con él. Por otra parte, realizamos un trabajo de proximidad con los autores, los traductores y los libreros. Confeccionamos una red. No estamos físicamente ni en Cataluña ni en Valencia, vamos tanto como podemos, pero no es lo mismo. Y a pesar de todo, cada vez hacemos más cosas con los editores de allí. Hay muy buena sintonía y organización de actos conjuntos.

P ¿Se sienten apoyados por las instituciones?

R Creo que en Balears hace falta realizar un buen análisis del estado de la cultura. Qué infraestructuras tenemos, si están bien aprovechadas y al alcance de todos. Hablar de según qué cuando la base no está resuelta es extraño. A nivel institucional me siento como si fuera por un camino en paralelo con la parte más política. De tanto en tanto convergemos, pero siempre por cuestiones burocráticas. En este sentido sí que hay subvenciones, sobre todo del Consell. Creo que como asociación de editores, por ejemplo, tendríamos que poder pedir al Govern que invierta en Cultura, pero antes considero muy importante hacer ese análisis.

P ¿Repetirá Laura Gost

R No, ella editará con Empúries su próxima novela. Laura es una escritora joven que tiene mucho camino por delante y tiene que poder hacerlo. De alguna manera todos tenemos celosos a los escritores que trabajan con nosotros, pero esto es tan pequeño que si no hubiera un poco de diversidad sería muy endogámico. Por tanto, lo relativizamos mucho, son pasos naturales y cada escritor ha de poder decidir un poco hacia dónde quiere ir y conocer otras opciones.

P ¿De qué se siente especialmente orgullosa?

R Estoy muy contenta de la colección La Fosca de poesía que ya tiene 44 números. Es en la que más he trabajado durante estos años y es fruto de mis intereses y gustos literarios en poesía. En ella hay escritores a los que quiero mucho, otros a los que admiro, y bastantes traducciones alternando con autores catalanes. Es una colección que empezamos poco a poco, pero que está bastante consolidada.

P ¿A quién le gustaría publicar?

R Últimamente, tenía mucho interés en traducir a Iris Murdoch pero creo que lo harán otros compañeros porque los derechos no están disponibles. Por otra parte, también hay muchísimas obras que hemos tenido la suerte de publicar. Era una gran lectora y seguidora de Antònia Vicens y después hemos podido editar obra suya. O en cosas que vendrán como Carles Rebassa, un poeta que me gusta mucho y ahora preparamos un libro suyo para Sant Jordi.

P ¿Se editan demasiados libros?

R Estar al día de lo que está saliendo es prácticamente imposible y de esto somos todos un poco culpables. No quiero decir que se publique demasiado, porque cada uno ha de hacer lo que crea conveniente y lo cierto es que no nos podemos parar. Ahora el año está como muy marcado con fechas muy concretas y esto hace que haya avalanchas puntuales. Y en realidad publicar un libro en octubre es mejor que hacerlo por Navidad.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats