Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Sara Baras: "Cuando te olvidas de la técnica y te dejas llevar por lo que sientes aparece la magia del flamenco"

"Este arte tiene verdad en el sentido de que necesitas sentirlo, no puedes fingirlo. Sin eso, no está completo"

Sara Baras estará en Palma para celebrar el 50 aniversario del Auditorium.

Sara Baras (San Fernando, Cádiz, 1971), suma tres décadas de carrera como bailaora y coreógrafa. Fundó su propia compañía en 1998 y con ella ha estrenado una quincena de espectáculos que ha mostrado en escenarios de todo el mundo. El 29 y el 30 de noviembre estará en Palma para celebrar el 50 aniversario del Auditorium.

P ¿Qué ha preparado para el 50 aniversario del Auditorium?

R Hemos querido hacer un recorrido tocando diferentes palos del flamenco y dándole un colorido diferente para celebrar el cariño que le tenemos a este espacio y también a Palma. Hay cosas nuevas de Sombras, de Voces. De los últimos espectáculos hay más, adaptado a lo que somos ahora. Son números tipo concierto, están mezclados algunos ya hechos con una manera de entrar y de salir diferente. Es un espectáculo dinámico, no tiene hilo argumental y eso hace que vayamos con un recorrido muy amplio de diferentes palos del flamenco intentando acordarnos de momentos que hemos vivido en este espacio.

P El Auditorium cumple 50 años y su compañía ya suma 20. También es un buen número.

R Como compañía estamos en el mejor momento, quizás por todo lo vivido o por haber tenido tiempo de verlo desde fuera. La madurez hace pisar de otra manera, más pegado a la tierra. Nunca hemos bajado la guardia. Somos un equipo muy unido, respetamos cada uno el trabajo del otro, pero sobre todo admiramos el trabajo del otro. Eso nos hace estar siempre en plena evolución. Por supuesto, las gracias más grandes al público que es el que lleva respondiendo desde hace más de 20 años. Por ellos nosotros podemos seguir soñando y haciendo soñar.

P Suma una quincena de espectáculos. ¿Cuál diría que es su sello de identidad?

R La compañía hace ya tiempo que tiene su propia identidad con espectáculos muy cuidados y una entrega total en cada uno de ellos. En la coreografía, la música, la escenografía, la iluminación, el vestuario y el guion. Respondería más bien lo que va cambiando en cada uno. Vamos añadiendo siempre algo diferente, por ejemplo en Sombras está la pintura de Andrés Mérida, la fusión de instrumentos, de palos del flamenco muy antiguos, pero hechos muy de hoy por un instrumento o un movimiento mezclando lo tradicional y lo contemporáneo. Son cosas que vas añadiendo para ir creciendo, subir un escaloncito más. Poder arriesgar en algo más, poder aprender y mostrar.

P ¿Una constante en su carrera es la valentía, la asunción de riesgos?

R Desde el principio, siempre ha sido así. Creo que el riesgo es lo que te hace crecer. Sin riesgo no avanzas. Respeto mucho a los compañeros que se quedan en lo que les funciona, pero no es mi caso. Creo que hay desde el principio una evolución muy clara.

P ¿Fue un gran atrevimiento bailar por farruca, un baile de hombres?

R Parecía un atrevimiento. Han pasado más de veinte años desde la primera vez que lo hice y mis maestros vieron ensayos y todos estaban de acuerdo en que estaba bien. Le tengo un amor a ese palo que no entendía por qué no podía hacerlo. No me quería quedar sin bailarlo, además me va muy bien. Es muy sobrio, la soledad, te corta la respiración; ese momento de verdad que te hace crecer. No me veo vestida de hombre, me veo sin adornos, el movimiento está limpio. Con las piernas intentas ser más elegante. Todo ese juego siempre me ha entusiasmado, me siento muy cómoda y muy femenina. Es como si estuvieras más desnuda, no puedes esconderte ni en el compás, ni en la alegría. Es de una soledad, elegancia y sobriedad que me encanta.

P ¿Cuánto pone de sentimiento y cuánto de técnica cuando está bailando?

R El flamenco técnicamente es un arte complicado, necesita mucho trabajo. La técnica tiene que ayudar a que tu vocabulario sea más grande, pero no te puedes quedar ahí. Tiene que llegar a un nivel en el que puedas olvidarte de la técnica y dejarte llevar por lo que sientes. Y ahí es donde aparece la magia de este arte que realmente creo que tiene mucha verdad y que se clava directamente en el corazón. Antes se decía que si no entendías de flamenco no podías disfrutarlo, pero creo que no es así, que una persona con sensibilidad que se deja llevar le puede llegar, siempre y cuando el artista ponga su alma.

P ¿A qué se refiere cuando dice que el flamenco es un arte con mucha verdad?

R Este arte tiene una mezcla entre el talento innato, la técnica, el trabajo y el sacrificio. No vale si tienes una de ellas y las otras no. Tiene una verdad en el sentido de que necesitas sentirlo, no puedes fingir que lo sientes, no es como una actriz que hace un papel, tienes que sentir ese papel. Si no tiene esa verdad no es completo.

CONTENIDO_RELACIONADO

  • Sara Baras: "Una nunca baila sola, siempre hay algo que te acompaña"

FIN_CONTENIDO_RELACIONADO

Compartir el artículo

stats