21 de noviembre de 2019
21.11.2019

El Dúo Dinámico: "Con el reguetón pasa como con las chuches, gustan por lo dulce pero al final empalagan"

Manuel de la Calva y Ramón Arcusa celebran este viernes en el Auditorium de Palma (21.00 horas) sus 60 años de trayectoria

21.11.2019 | 12:33
El Dúo Dinámico: "Con el reguetón pasa como con las chuches, gustan por lo dulce pero al final empalagan"

-¿Qué define un espectáculo como el de este 60 aniversario?
-De la Calva: Sobre todo lo mejor de una vida de trabajo, las canciones que para algunas personas fueron importantes como fondo de sus vidas, y que les traen felices recuerdos.

-Muchísimas de sus canciones subieron hasta el número 1. ¿Un éxito siempre es previsible?
-De la Calva: Un éxito puede ser previsible si el compositor tiene ya una trayectoria de profesional sólida, pero en modo alguno es seguro que una canción vaya a tener éxito con seguridad. Nosotros tuvimos 17 números uno y para ello tuvimos que componer cientos de canciones. Por supuesto que hemos tenido éxitos inesperados, igualmente fracasos en temas que dábamos por éxitos y que no lo fueron.

-¿Les seducen los números 1 de hoy en día, esas canciones de reguetón y trap que enloquecen a los más jóvenes?
-Arcusa: Pues tengo, tenemos, sensaciones encontradas. Con el reguetón pasa como con las chuches cuando niños. Te gustan por lo dulce, pero al final empalagan. Despacito solo hay uno y es una canción maravillosa, casi perfecta. A mí personalmente me molestan algunos temas con letras demasiado explícitas. No soy timorato, pero entiendo que mandan mensajes contradictorios a los jóvenes, especialmente a los chicos, especialmente a los más jóvenes, cuando están en período de prepararse para entender la vida. Pueden creer que todo el monte es orégano, y no es así.

-Las anécdotas y el humor estuvieron presentes en su última actuación en la isla, en 2017. ¿Qué papel le otorgan al humor en su día a día?
-De la Calva: La vida hay que tomarla con optimismo y sacarle lo mejor. Hay que estar preparado para disfrutar de lo bueno, pero también de minimizar lo malo, la vida es muy corta para estar amargado.
-Arcusa: Yo no entendería la vida sin su lado jocoso. El poder reírte de ti mismo es algo que no poseen los animales, y es una muestra de talento y de saber que todos estamos aquí de paso y que la vida hay que tomarla en serio profesionalmente, pero con la capacidad de hacer autocrítica, y el humor tiene mucho de ello. Yo desconfío mucho de los políticos que no tienen sentido del humor. Miren a su alrededor, tenemos un montón, y así nos irá.

-¿Los aplausos siempre son un bálsamo para el cuerpo?
-Arcusa: Los aplausos son la medida del éxito, y son muy reconfortantes. El día que no te aplaudan, que no disfruten con el artista y su obra, apaga y vámonos.

-¿Qué hacen para mantenerse en forma, ya pasados los 80 años?
-De la Calva: Siempre hemos hecho una vida sana, yo voy al gimnasio desde siempre, cuatro veces por semana. No hemos sido artistas que hayan necesitado "palmeros", y nuestra vida ha sido simple, familiar.

-En sus primeros años, ¿cometieron algunos excesos?
-Arcusa: Pues por suerte eran tiempos donde no cabían los excesos porque lo más importante era tener un plato en la mesa y pollo asado para Navidad. Ya me explicarás qué excesos puede haber en ello. Pero en Barcelona aprendimos a buscar salidas a tu vida, a intentar tener una posición mejor que tus ancestros, a mejorar, en suma. Todo era mucho más analógico, real.

-Los Beatles y los Stones maravillaron y maravillan a Arcusa. ¿Quién es para ustedes el tercer pilar del rock, quizá Dylan?
-De la Calva: Los Beatles y los Stones maravillaron a Ramón Arcusa y también a Manuel de la Calva, salieron con su estilo pop-rock y dejaron al mundo pendiente de sus canciones para siempre jamás. Bob Dylan es un gran compositor y no creo que sea el tercer pilar; para mí Queen fue ese tercer pilar.

-¿No les gusta la voz de Dylan?
-Arcusa: Pues muy poco. Tiene más estilo que voz, y más desaliño que belleza. No tengo ni una sola canción de él en mi lista Spotify. Aunque sí compuso alguna canción que brilló más con otros intérpretes.

-Rosalía ha conquistado ya medio mundo, ¿también a ustedes?
-Arcusa: Reconocemos el valor de su figura, ha creado estilo, moda, ha inventado una música particular, y es todo un espectáculo verla y escucharla por su originalidad. Y cada generación tiene derecho a elegir la música que quiere en su vida. Nosotros lo hicimos cuanto pudimos y Rosalía lo está haciendo muy bien en su generación. El éxito de Rosalía no es discutible: es un hecho. Ahora bien, ¿podrá cantar esos temas dentro de 50 años y llenar un teatro?

-La cantante barcelonesa escribió en Twitter el día de las últimas elecciones: "Fuck Vox". ¿Cómo reaccionan ustedes ante el auge de la extrema derecha?
-Arcusa: Creo que lo de Rosalía responde a lo que su público espera de ella: una inconformista total que trata de sorprender en cada cosa que hace. Rebeldía ante lo obvio, como Jeanette. Espero que algún día diga algo parecido del independentismo, que están más a la derecha que Vox. El auge de la extrema derecha en el mundo es una reacción a lo políticamente correcto, al abuso de decir una cosa y hacer la contraria, y al requeteabuso de obligarnos a pensar y vivir como quieren que lo hagamos unos cuantos que además no dejan espacio para cuestionar nada. Y el mundo ha avanzado gracias a cuestionarlo todo. Por cierto, mirándolo con la distancia que nos dan los años, hay una cosa que me sorprende –realmente hay muchas– en nuestra política y es la siguiente: ¿por qué se la llama extrema derecha a Vox y no se llama extrema izquierda a Podemos, por ejemplo? Yo desconfío todo de aquellos políticos que nos llaman "la gente" o lo que escuché a una adolescente con ínfulas políticas, eso de que "los derechos no son individuales sino colectivos...", hombre, hombre€ Además, alguien que confunde a Newton con Einstein y se hace llamar profesor...

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook