22 de octubre de 2019
22.10.2019

Formentor, talismán para Cristina Morales

La escritora granadina gana el Nacional de Literatura un mes después de su visita a las Converses Literàries

22.10.2019 | 19:19

Formentor ha sido tierra talismán para Cristina Morales. La escritora granadina ha sido galardonada con el Premio Nacional de Literatura en la modalidad de Narrativa 2019, que concede el Ministerio de Cultura y Deporte y está dotado con 20 000 euros, por su libro Lectura fácil. Un galardón que le llega justo un mes después de su visita a Mallorca, donde confesó, en una entrevista concedida a este diario en los jardines del hotel Formentor, que "los premios dan mucho poder y estoy aprendiendo a surfear con él, a sacar lo bueno de esto".

El jurado ha destacado la "propuesta radical y radicalmente original que no cuenta con una genealogía en la literatura española y que destaca por la recreación de la oralidad, unos personajes extraordinarios y su lectura del contexto político en el que se desarrolla".

Precisamente, en la citada entrevista, Morales, preguntada por su estilo radical, aclaraba: "Si me pudiera rebelar contra algo sería contra el canon literario. Yo no manejo un fusil, mi arma como escritora es la literatura y el enemigo es el canon, cercenador y castrador. Ojalá mis novelas funcionaran como fusiles con ese fin. El canon literario es una institución de poder, integrada por suplementos culturales que te dicen lo que es literatura y lo que no, editoriales, tradiciones literarias que indican la alta y baja literatura, y por supuesto todos los sistemas de corrección de la lengua, que van de la mano de la Real Academia".

En su novela distinguida, Lectura fácil, Morales reivindica el papel protagónico en la literatura de "los llamados administrativamente discapacitados intelectuales" o con diversidad funcional.

Una de okupas y paro

Lectura fácil narra la historia de cuatro mujeres, Marga, Nati, Patricia y Àngels, con vínculos familiares y origen común con diversos grados de discapacidad intelectual que comparten un piso tutelado en una Barcelona mestiza y opresiva con paro, desahucios, mentiras, okupas, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y los ateneos libertarios como telón de fondo.

El título alude al movimiento de lectura fácil que nació en el centro y el norte de Europa en los años 70 en algunas bibliotecas pensando en la adaptación de clásicos para personas que tenían discapacidad intelectual y que desde entonces se ha ido ampliando a gente con otras dificultades lectoras.

"El proceso de escritura de Lectura fácil significó para mí un proceso politizador, con el que puse en orden mis ideas y aclaré mis sospechas sobre la acción política", reveló a este diario.

Morales (Granada, 1985), licenciada en Derecho y Ciencias Políticas, es autora del libro de cuentos La merienda de las niñas (2008) y de Los combatientes (2013), un volumen sobre una pequeña asamblea de indignados por el que obtuvo el Premio Injuve. En 2015 publicó Malas palabras, una novela sobre Santa Teresa de Jesús; en 2017, Terroristas modernos, y en 2018, Lectura fácil, por el que ganó el Premio Herralde, siendo la más joven en conseguirlo.

Sus cuentos han aparecido en la colección Nuevos relatos para leer en el autobús (2009), en las antologías Cuento vivo de Andalucía (2006), Ficción Sur: Antología de cuentistas andaluces (2008), Pequeñas Resistencias 5. Antología del nuevo cuento español 2001-2010 (2010) y Velas al viento. Los microrrelatos de La nave de los locos (2010).

En el curso 2007-2008 disfrutó de una beca como residente en la Fundación Antonio Gala para Jóvenes Creadores (Córdoba). En 2002 recibió el primer premio del I Concurso de Escritores Noveles convocado por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía en la modalidad de relato breve y en 2006 consiguió el mismo reconocimiento pero en la modalidad de novela corta.

La danza, su otra pasión

La danza es otra de las pasiones que cultiva Cristina Morales. Integrante de la compañía Iniciativa Sexual Femenina, ha reconocido que "la danza me hace mejor escritora", y le mantiene concentrada en sus actuales proyectos. "La chispa de mi próxima novela todavía no ha aparecido. Ahora estoy girando con Catalina, pieza que se alimenta de escenas de Lectura fácil", apuntó en Formentor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook