05 de septiembre de 2019
05.09.2019
Entrevista

Daniel Lorca: "En el planeta Nada Surf todas las canciones son éxitos"

El grupo neoyorquino, que está grabando su próximo disco, actuará en Inca el próximo 13 de septiembre

05.09.2019 | 00:16
Los músicos Ira Elliot, Daniel Lorca y Matthew Caws.

La banda neoyorquina Nada Surf se encuentra en plena grabación, en Londres, de su próximo disco, un álbum más "arriesgado" según el bajista de la agrupación, Daniel Lorca, pero con el que están encantados. El grupo, que completan Matthew Caws (voz y guitarra) y Ira Elliot (batería y voz), espera que este trabajo vea la luz en enero, pero antes tienen preparada una pequeña gira por España que les traerá hasta Mallorca el próximo 13 de septiembre, viernes, de la mano de BN Mallorca Radio. El concierto será en el Cuartel General Luque de Inca.

P En el año 2008 estuvieron en Lloseta, hace 11 años. Seguro que mucha de la gente que había repetirá y vendrá a verles, esta vez en el Cuartel General Luque, en Inca. ¿Qué sienten cuando se dan cuenta de que la gente sigue viniendo a verle, que siguen emocionando?
R Nosotros más que músicos somos fans, somos muy conscientes de que podemos hacer lo que hacemos gracias al público. Hemos vivido cosas muy bonitas, ha habido momentos de redescubrimientos. Estoy orgulloso de nosotros, de seguir haciendo música que pueda interesar a la gente aunque nos hayan perdido un poco la pista.


P ¿Qué diría que es lo más emocionante que le ha pasado con algún fan?
R Un día vino un chaval de unos 15 años, con un look muy rock'n'roll, con un disco bajo el brazo para que se lo firmara. Era Let Go (2002). Pero vi que ya tenía nuestras firmas, la de Mateo, la de Ira y la mía. Y pensé: ¿Cómo tienes mi firma en el disco si aún no te lo he firmado? Me contó que lo compraron sus padres cuando salió el álbum, y que lo firmamos a sus padres cuando su madre estaba embarazada de él. Ese fue su primer concierto. Se me cae el lomo a los pies. Todo esto es muy emocionante y entrañable. Yo he conocido algunos de mis ídolos, como a Elliot Smith, que fue nuestro telonero en Francia. No encontraba la manera de decirle hola, no me atrevía. Al final tuve la valentía y le di las gracias por su música porque me cambiaba la vida escucharlo, sus letras y todo me movía mucho.

P Les hemos pillado en el estudio grabando los temas de su nuevo disco. ¿Adelantarán algunos temas en Inca?
R Tenemos muchas ganas de volver€ Pero esto nos lo estamos pensando, aún no lo sabemos. Hoy en día, con tanto Internet y tanto teléfono, y todo el mundo grabándolo todo€ Creemos que por respeto a las canciones, y para permitir que la gente las conozca cuando estén bien grabadas y acabadas, no está bien que un tema salga al mundo con una grabación pésima del teléfono de alguien. Quizás no le haga justicia a la canción. Habrá que aguantar un poquito. El disco va a salir a mediados de enero, esperamos. Y estamos muy contentos.


P Hay matrimonios que no duran tanto como ustedes, que llevan más de 25 años juntos. ¿Han estado a punto de separarse alguna vez?
R A punto de separarnos, no. Bueno, en un momento dado, pero fue de cachondeo. Teníamos unas canciones que nos las estábamos currando desde hacía años, creo que unos siete. Estábamos grabando Lucky, en Seattle. Había dos canciones que me volvían loco y eran mis favoritas de Nada Surf de todos los tiempos. Yo estaba enfadado porque nunca las acabábamos. Pasaban discos y discos y nada. Cuando hicimos Lucky dije, mira Mateo [así es como llama a su compañero Matthew Caws], o acabámos See these bones y The fox y salen en este disco o yo me voy del grupo, que esto no puede ser. Pero era cachondeo. Nosotros somos buenos amigos desde el principio, y nuestra carta magna está basada en que somos como los tres mosqueteros. Aquí no importa quién ha escrito la canción, a quién se le ha ocurrido el riff, nada. Las canciones que salen en los discos se escogen porque son las mejores que tenemos. Todo es de todos. Y todos tenemos derecho al veto, eso quiere decir que, si en un momento no se veta algo y alguien se arrepiente, no lo puede decir. Nada de reproches.


P ¿Cómo se mantiene una buena relación tanto tiempo?
R  Somos muy humanistas, intentamos tener mucho respeto y empatía, nos conocemos desde siempre. A Mateo le conocí cuando teníamos 6 años. De hecho le llamo Mateo porque cuando llegaba a casa él le decía a mi madre Hola mamá, y ella le contestaba Hola Mateíto. Es eso: amor y respeto mutuo, y si encima podemos trabajar y lo hacemos medianamente bien, pues menudo privilegio, y vaya suerte.

P Rock alternativo. ¿Os representa esta etiqueta?
R Con la edad que tenemos nos han llegado a decir que hacemos de todo, como Emo rock. Hombre€ yo diría rock independiente. Creo que somos de los pocos grupos que hacen indie rock que somos de verdad independientes. Me acuerdo una vez que vi un disco de U2 en la Fnac de Madrid y estaban bajo el sello de rock independiente al lado de Sonic Youth y de Elliot Smith. En fin€ Las etiquetas no sirven para nada. Yo creo que en lo que tenemos mucha suerte es que no nos hemos convertido en una caricatura de nosotros mismos. No tenemos un estilo tan definido que si salimos de él vamos a decepcionar a alguien. Creo que hemos ido en diferentes direcciones con el paso del tiempo y en cada disco, experimentando. La esencia, el concepto de Nada Surf, se mantiene, aunque ese sea no cerrarse a nada.

P ¿Es la vuestra la música que os gusta escuchar?
R Por supuesto. Siempre digo que en el planeta Nada Surf todas las canciones de los discos son éxitos. No hay ni una canción que no nos guste a todos. Volvemos a lo del derecho a vetar y a que hay canciones que se han ido construyendo durante años. Un día estaba en un concierto con una amiga y fuimos hacia la barra, donde para llegar tenías que salir de la sala del concierto e ir a otra. Le hablaba de la música que me gustaba y cuando escuché la canción que sonaba en la sala de la barra le dije: ¡Esto, esto es lo que me gusta a mí! Ella se me quedó mirando con una cara de flipar. Yo no sé si es porque estoy medio sordo, pero cuando llegamos a la barra me percaté de que era una canción nuestra, The plan, del primer disco.

P En las letras son tan románticos como despechados, sin abandonar nunca la profundidad. ¿Es Matthew Caws el escritor?
R Aunque escriba Mateo la mayoría de las letras creo que todos nos sentimos representados. Somos muy distintos pero encajamos, somos complementarios. Ira y yo quizás hacemos una música un poco más despechada y Mateo se atreve a ser un poquito más bravo, más cañero. Él es muy sensible, profundo, tiene una paciencia infinita. A mí me ha enseñado mucho, y un millón de veces pienso qué haría él ante una situación, sobre todo si no le tengo al lado para pedirle consejo. Su papá es filósofo y su mamá es experta en poesía surrealista, sobre todo francesa, y se ha criado entre la poesía, las letras, los textos y la música clásica, porque en su casa solo se escuchaba música clásica.


P ¿De qué disco se siente más orgulloso?
R A mí, personalmente, me gusta mucho Lucky. Pero es que me gustan todos. El que estamos haciendo ahora, por ejemplo, me pone muy contento. Es rarísimo, pero es súper Nada Surf. Vamos subiendo siempre el nivel de independentismo. No es que nos encerremos en nuestra burbuja, pero nos van importando cada vez menos las reglas del juego, desde el punto de vista de las melodías y los arreglos. No es que seamos más valientes, o quizás sí€ Es que hemos conseguido tanto que si con esta la cagamos no pasa nada. Hemos hecho muchos discos que han gustado y eso te da una cierta libertad para tomar más riesgos. Esperemos que salga todo bien.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook