15 de julio de 2019
15.07.2019

La librería Jaume de Montsó busca relevo generacional

La dueña de este local de Los Geranios con más de 40 años de historia se retira por motivos personales

15.07.2019 | 23:59
La librería Jaume de Montsó busca relevo generacional

Los propietarios de la emblemática librería Jaume de Montsó de Palma buscan a alguien que desee continuar con este negocio histórico, situado en la galería Los Geranios, para dotarle de una segunda vida.

Su dueña, Francisca Iglesias, se retira por motivos personales y está en la búsqueda de alguien que tome el relevo del establecimiento, que forma parte de la historia de la ciudad desde diciembre de 1976, aunque sus dueños comenzaron a trabajar en su diseño un año antes.

Desde el pasado martes, la noticia sobre que la librería necesitaba alguien interesado en estar al frente corría por WhatsApp, donde pedían que "si alguien conocía a algún chico o chica joven, o no tan joven, que desee continuar con este negocio, es un momento único." Además, añadían que se mantenía un "buen precio, buenas perspectivas y buena situación."

Francisca Iglesias inauguró la librería junto a Pau Taura, su marido. Esta aventura comenzó porque sus dueños sospechaban que "habría una apertura de los libros que fueron prohibidos", a lo que su dueña añade que "tenían ganas de traer libros censurados durante el franquismo, como los publicados por Ruedo Ibérico o libros de Latinoamérica."

Además, Los Geranios llevaban muy poco tiempo en activo, pero creían que era "un buen lugar donde abrir un negocio" al estar ubicado entre el Mercat del Olivar y Sant Miquel.

Iglesias asegura que "hay mucha gente interesada y con ganas, pero de momento, no se sabe."

La librería ha sido escenario de multitud de presentaciones y charlas. A día de hoy, el local continúa "a pleno rendimiento" porque realizan talleres de poesía, escritura e idiomas.

Durante años, albergó en su terraza durante los días de sol, y en su sótano cuando el mal tiempo azotaba, al grupo poético el Último Jueves, donde multitud de poetas se reunían en esta librería de Ciutat, donde poco a poco germinaron nuevas voces que querían expresar su forma de ver la vida a través de los versos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook