25 de junio de 2019
25.06.2019

Una plataforma pide al Govern que ponga a la ciudadanía en el centro de la política cultural

Artistas, activistas y miembros de asociaciones sin ánimo de lucro reclaman para esta legislatura una cultura participativa para todo el mundo "más allá de concepciones mercantilistas"

25.06.2019 | 02:45

Una plataforma ciudadana que arranca con 36 firmas se pronuncia en un manifiesto titulado Cultura per a tothom, donde reclama "una cultura realmente participativa para todo el mundo" más allá de "concepciones mercantilistas".

En el escrito, solicitan que el área de cultura en esta legislatura entrante "ponga el interés general, la función pública y a la ciudadanía del conjunto de Balears en el centro de su acción". "Durante la legislatura pasada hemos podido ver cómo la creación de la conselleria de Cultura generó unas expectativas que no se han cumplido".

Entre los firmantes se encuentran artistas, maestros, activistas, artistas, gestores culturales, mediadores, ecologistas, abogados, trabajadores sociales o antropólogos y otros agentes, algunos de ellos miembros de asociaciones sin ánimo de lucro preocupados por la cultura.

"Pese a que no discutimos la legitimidad de las aspiraciones profesionales y económicas que plantea el llamado sector cultural, la energía política de la legislatura recientemente acabada se ha centrado en exceso en ella", reza el comunicado, que subraya que la acción política "es más importante que la forma institucional". "Este hecho se sustancia en la creación del Institut d'Indústries Culturals y también en el Consell de la Cultura, el cual, pese a estar planteado como un órgano de participación ciudadana, otorga una representación sobredimensionada en su estructura a los agentes económicos y a determinados grupos sectoriales por encima de la ciudadanía y de las asociaciones sin ánimo de lucro", agregan. "La cultura es la herramienta con la que construimos nuestras realidades, si las instituciones la abocan al mercado, convierten a los ciudadanos en meros consumidores", continúa el texto.

Esta plataforma, abierta a nuevas adhesiones y que aprovecha tanto el debate abierto ahora en la opinión pública acerca de la conselleria de cultura como las solicitudes de reunión urgente del sector con Armengol, propone que se convoque el Consell de la Cultura "en una reunión abierta a la ciudadanía en un horario que facilite la participación de todo el mundo".

En la carta enviada a los medios, constan los nombres de los firmantes: Antoni Aguiló Bonet, investigador; Ferran Aguiló Casabona, escultor; Iñaki Aicart, maestro; Jordi Alomar Payeras, gestor cultural; Pau Andreu Sitjar, mediadora cultural; Alícia Beltran Jordà, abogada penalista; Toni Bennàssar, abogado y profesor; Rafael Borràs, analista sociolaboral; Miquel Brunet, músico; Pep Canyelles Sabater, artista; Sara Casero Seguí, activista; Nicolau Dols Salas, profesor; Manel V. Domènech, maestro y activista; Laura Dorado Martorell, maestra; Fernando Gómez de la Cuesta, comisario i crítico de arte; Joan Miquel Gual, productor cultural; Joan Lladonet Escales, maestro; Joan Lluís Llull Sarralde, lucha antisida; Joan F. López Casasnovas, filólogo y poeta; Lluís Maicas Socias, escritor; Marta Maicas Ortiz, maestra; Jordi Martínez Suau, creador; Apol·lònia Miralles Xamena, trabajadora social; Marc Morell, antropólogo social; Guillem Mudoy Rosselló, psicoanalista; Catalina Obrador Rosselló, gestora cultural; Joana Maria Palou, exdirectora del Museu de Mallorca; Maria Antònia Oliver París, activista de la memoria; Joan Pons Alzina, bibliotecario; Tupa Rangel, gestora cultural; Roser Ramos Elias, maestra; Margalida Ramis, ecologista; Jaron Rowan, profesor; Francesc Tur Balaguer, historiador; Pere Vicenç, analista de políticas culturales y Jaume Vicens, activista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook