11 de mayo de 2019
11.05.2019
Música

Amaia, reina del Mallorca Live

La cantante navarra, todavía sin disco en el mercado, se lució en la primera jornada del festival, con una actuación muy luminosa en la que alternó el piano y la guitarra acústica Se espera que hoy se alcancen las 33.000 entradas vendidas

11.05.2019 | 00:43

El Mallorca Live coronó ayer a Amaia como primera reina del festival gracias a una actuación que conquistó a un público de todas las edades y estilos, y una interpretación desde el sentimiento que conectó desde la primera nota con el auditorio. La jornada inaugural de esta cita que espera vender más de 33.000 entradas durante sus dos días de fiesta ofreció más de una veintena de conciertos, desde las seis de la tarde a pasadas las cuatro de la madrugada.

El recinto de Calvià abrió sus puertas con puntualidad. Durante las primeras horas lució un sol de verano, la mejor bienvenida para quienes decidieron vivir el festival desde su primera nota. Con el dj Bocabeats, que actuó en el Seet Stage, situado en la zona de chill out, la música empezó a sonar en Calvià. 

La cuarta edición de esta multitudinaria y ecléctica cita musical cuenta con cuatro escenarios, uno más que el año pasado. Dos de ellos de grandes dimensiones, en los que actúan las bandas más potentes; otro enfrentado a estos dos y reservado para los programadores de Fira B!; y un cuarto dedicado a sesiones electrónicas más amables y reconfortables en la zona chill out del espacio The Town. En este último lugar se distribuyen distintas food trucks (caravanas gastronómicas) en las que los visitantes pueden degustar comida hindú, italiana, mallorquina ( llonguets), además de productos destinados a comensales veganos, vegetarianos y celíacos. En todo el recinto se han montado un total de ocho barras.

Los primeros movimientos de caderas se desencaderon con los bailes de Brish y la energía de los mallorquines Jorra i Gomorra, mientras que el primer ejercicio intimista llegó con el turno de Pavvla.

La conquista de Amaia


Era una de las más esperadas y fue recibida como tal, con gritos y aplausos. Amaia regaló a sus espectadores, y también a quienes no la habían escuchado todavía, una actuación luminosa desde la emoción absoluta con sus acrobacias vocales y una banda que en todo momento demostró una complicidad total con ella. Las primeras filas fueron ocupadas por su público más entregado, de todas las edades, entre el que pudieron verse algunas familias.

"¡Qué voz!", exclamó una chica nada más oír las primeras palabras de la canción con la que Amaia inició su actuación, sentada a un piano adornado con flores. Un tema que rezaba "nadie podría hacerlo mejor que tú y yo". Aun sin sacar disco, era la segunda vez que la navarra se subía a un escenario a cantar sus propios temas –la primera fue hace unos días en el Warm Up Festival, en Murcia–. Cualquiera diría, vista la seguridad con la que defendió su cancionero, que lleva toda una gira a sus espaldas. Aunque también se escucharon algunas voces críticas, que consideran que solo hay marketing detrás de ella.

Su recital fue todo un privilegio para sus seguidores, a los que brindó un concierto alegre y vitalista, y durante el cual se volcó desde el corazón en cada una de sus interpretaciones, sin dejar de sonreír y dialogar con su voz inocente, tímida y angelical con el público. Mediada su actuación se fundió con su banda en uno de los temas, mostrando su complicidad encima del escenario. Aunque suene a tópico, los cinco suenan como uno.

Entre sus temas hubo espacio para las versiones y las confesiones. Primero fue el turno de la ejecución del tema Perdona (ahora sí que sí) –una canción de Marcelo Criminal que adaptó Carolina Durante con la colaboración de Amaia– que la gente coreó de principio a fin, para interpretar después Ahora te puedes marchar, popularizada por Luis Miguel. En el capítulo de confesiones, aseguró que no sabe bailar, a lo que el público respondió con un sonoro 'sí'. La ganadora de Operación Triunfo 2017 puso la guinda a su participación en el festival de Calvià con su single El relámpago, que muchos cantaron y bailaron. Durante el concierto de Amaia, fueron dos los soles que brillaron en el Mallorca Live.

De la ternura de Amaia se pasó de inmediato al electro-punk feminista e industrial de Haus Frauen, con una estética muy germánica y una muñeca como compañera de escena. The Mani-Las, con Maika Makovski en sus filas, al bajo y la voz, y con Luis Alberto Segura como espectador de lujo, sirvieron otra de esas actuaciones para el recuerdo. También dejaron huella Ayax y Prok, con un hip hop que puso patas arriba a más de uno y que dio la nota más guerrera y reivindicativa a la noche del festival.

Vetusta Morla


Al cierre de esta edición aparecían en escena los Vetusta Morla con su carrusel a punto para extasiar a sus espectadores. Empezaron con temas de su último disco, la renovación del grupo. Una renovación que mira a sus inicios, a su pasado. Y así invitaron a bailar y cantar a toda voz a un público que estuvo entregado al grupo desde el minuto uno. Pegaron un Golpe maestro, de esos que solo ellos, impolutos en el escenario, saben dar. Los espectadores viajaron, con Maldita dulzura, a Copenhage, y vibraron con un concierto potente e intenso que mereció aplausos y gritos tras cada canción. Cantaron deja el equipaje en la ribera, verso que reza su tema 23 de junio, y mientras el público se dejaba la voz, ellos dejaban su sudor en el escenario. Los de Vetusta Morla lo dieron todo en el Mallorca Live Festival, capitaneados por un Pucho (cantante) que incluso bajó a cantar y bailar con la multitud de fieles que les elogiaban, con las manos levantadas. Sálvese quien pueda de este aplaudido festival que cerró su noche con 16.000 entradas vendidas y los abonos (para los dos días) agotados.

Para la jornada de hoy, que comenzará también a las seis, se espera otra descarga, con otra veintena de conciertos, entre los más deseados, los de Jamiroquai (22.45), Dellafuente (23.00), Novedades Carminha (00.15), The Vaccines (00.45) y Fuel Fandango (02.30).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook