24 de abril de 2019
24.04.2019

El Principal viaja a los sesenta para encontrar 'L'elisir d'amore'

José Martret dirige esta producción que apuesta por una escenografía moderna y un elenco joven

24.04.2019 | 14:22
El Principal viaja a los sesenta para encontrar 'L'elisir d'amore'

L'elisir d'amore -ópera bufa en dos actos con música de Gaetano Donizetti- es un cuento, una comedia romántica que el director de teatro José Martret, que se estrena en la ópera con esta producción del Principal, ha vestido de modernidad: "Hemos descontextualizado la historia. La ubicamos en el hall de un hotel junto a una playa isleña en los años sesenta. Nos hemos permitido todas las licencias que hemos querido. Aunque en los años sesenta hubiera algo de oscuridad, en nuestra historia hay toda la luz que no había en ese momento", explica el director mallorquín, afincado en Madrid.

El elenco destaca por su juventud y frescura, pues sobre el escenario estarán los talentos más prometedores del belcantismo actual. Así, el tenor Xabier Anduaga, apadrinado por Juan Diego Flórez, interpretará a Nemorino, que se estrenará en Palma en este papel; mientras, Adina será Sara Blanch, quien ya ha interpretado este personaje. Junto a ellos, dos de los habituales de las tablas del Principal: Simón Orfila, que se pondrá en la piel de Dulcamara, un papel que lleva "toda la vida interpretando"; y Joan Martín-Royo, que por cuarta vez en su carrera será Belcore. El personaje de Gianetta lo interpretará la mallorquina Irene Mas. El foso lo gobernará Yi-Chen Lin, tan aplaudida en el Principal por Le nozze de Fígaro, que define la producción de L'elisir d'amore como "una joya".

Los intérpretes han destacado en la rueda de prensa de presentación que se ha celebrado esta mañana, en la que estaba presente el director del espacio, Carlos Forteza, quien confió en Martret desde el minuto uno por su calidad y talento, que el ambiente de trabajo ha sido "agradable", "distendido", "fácil", "familiar" y "profesional". Coincidían en la disposición de Martret a los cambios y a su intención de que todo el mundo se sintiera cómodo trabajando, algo que le han agradecido los cantantes. Otro detalle que han destacado los profesionales del belcanto es que, aunque la producción apostara por un contexto moderno, apoyado por su correspondiente escenografía y vestuario -que ha confeccionado Lorenzo Caprile- , el director ha respetado el libreto.

Un estreno mágico

Por su parte, Martret ha destacado el duro e intenso trabajo de estas tres últimas semanas para que "surja la magia" el próximo día 28 de abril. "Después de trabajar, en teatro, con textos de Ibsen, Chejov, Shakespeare€ se agradece una comedia, aunque no sea, para nada, más fácil que el drama". Dirigir a las casi 70 personas que pasan por el escenario en esta producción suponía para le director un "reto", pero no duda en responder que sí que repetiría: "Ha sido un proceso de aprendizaje".

Simón Orfila ha mencionado que trabajar con un director de teatro hace "más creíble" la historia, algo que les ha sorprendido porque el "mundo de la ópera es muy estático y hierático".

Aunque esta sea la primera incursión de Martrete en la ópera, no lo parecía según Joan Martín-Royo: "Ha sido capaz de hacer fácil una producción compleja, sin estrés. Por como lo ha dirigido todo, parecía más un revival que una nueva producción", ha comentado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook